Archivo mensual: enero 2012

Calma muchacho

Parece mentira pero cuando mayor se hace la gente con más calma se toman la vida…

No se si es resignación o es la sabiduría de saber que las prisas no son buenas.  Que a fuego lento se cuece mejor y que la capacidad de saborear y apreciar el momento es desde la calma, la serenidad y la paciencia.

Es curioso pero cuando uno se vuelve torpe con las prisas la mejor solución es pararse un segundo, respirar hondo y hacer las cosas lentamente.  Así salen a la primera

Este señor, en la plaza Yama el Fna se quedaba impasible mientras el bullicio de la gente transcurría alrededor suyo… me pareció un buen ejemplo de que la vida hay que disfrutarla y saborearla y la única forma es disfrutar de cada momento estando ahí, en ese preciso instante y en ese preciso lugar.  Si huímos pensando dónde estaremos a la hora siguiente ese momento desaparecerá y a la hora siguiente estaremos pensando en la siguiente y así hasta darse cuenta un día que todo han sido recuerdos y que nos hemos preocupado de lo que fué y será que de lo que ES…

Disfrutemos de lo que ES porque no hay nada más, lo demás son recuerdos o invenciones, la realidad (si existe) está delante de tus ojos… tócala

Anuncios

Mensajes

¿Fruto de la Imaginación?

¿Mensajes de la naturaleza?

 

En cualquier caso la naturaleza nos  comunica cosas… nos avisa de lo que nos conviene o no mediante colores, olores, sabores… nos sorprende con parecidos razonables que nos estimulan la imaginación.  Nos muestra el camino hacia nuestro destino.  Nos da y nos quita para nuestro beneficio sin saber porqué.

Hagamos caso a la naturaleza, observémosla y aprendamos de ella.

Nos da luz, agua, aire, viento… sin pedir nada a cambio excepto respeto y equilibrio.

En un capítulo de House hay una frase magnífica: “Dios inventó la casualidad para pasar desapercibido”.  Para muchos Dios es la naturaleza así que en cualquier caso la casualidad muchas veces es sospechosa de esconder un propósito oculto que nos sirve y que nos ilumina así que aprovechemos esas señales para aprender, divertirnos, estimularnos y ayudarnos en esta aventura que es el VIVIR.


Puntos de referencia

A la hora de hacer fotos es bueno insertar puntos de referencia que serán claves a la hora de dirigir la mirada.

En estas dunas algunos árboles asoman mostrándose majestuosos y por otro lado el juego de luces y sombras me encantaba por lo que aquí tenéis el resultado

En la vida hay que tener puntos de referencia.  Cuando somos pequeños son nuestros padres, nuestros hermanos, maestros, figuras de la actualidad musical o artística, etc.  Es bueno saber a dónde queremos llegar para saber qué queremos ser.  Más tarde tendremos que encontrar nuestro propio camino para no ser copias, para ser árboles únicos y hermosos en medio del mar de arena.

Cada árbol es diferente, cada duna es diferente así como cada paso que damos se diferencia del resto que damos, para ser únicos.

Un punto de referencia es como un faro, una luz que nos ilumina y nos indica el camino.

Sin estos árboles es fácil perderse.  Sin nuestros referentes también así que aprendamos de ellos.


Niveles de zoom, Niveles de vida

El desierto… un lugar mágico donde se combina la arena, la luz y la vida que se abre paso…

En el desierto, he podido comprobar varias cosas: la vida se abre hueco adonde quiera que mires.  Donde parezca que hay sólo arena puedes encontrar seres vivos que luchan por seguir adelante.

El desierto está lleno de lo que llamo “niveles de zoom”, niveles de visión que se forman uno tras otro como acetatos o imagenes superpuestas que se añaden una detrás de otra.  En este caso hay 4: la duna principal, la segunda donde están los árboles, la tercera, pequeña y centrada y el cielo formando así una composición de 4 niveles.

La vida también se compone de niveles… en un primer nivel está lo fundamental, lo que nos mantiene vivos.  En otro nivel está la necesidad de protección, etc… échale un vistazo a la pirámide de Maslow.

Al final (creo) lo que importa es el nivel intermedio: AMISTAD, AFECTO, VIDA al fin y al cabo…  La autorealización es una falsa inversión para un futuro incierto, para lo que puede venir pero que no estamos seguros de que ocurra, de la anticipación de la catástrofe que sólo tiene 2 consecuencias:

-si llega dará todo igual, el desastre ocurrirá

-si no llega habremos perdido el tiempo y no habremos ocupado el tiempo en VIVIR

Así que hay que mantenerse consciente de en qué nivel estamos y si queremos VIVIR como estos árboles.