Archivo mensual: febrero 2012

Inversión segura

Mírate al espejo…

¿Piensas que estarás así toda la vida?

¿Crees que no envejecerás y tu imagen reflejada será siempre la misma?

Un buen día somos jóvenes, con piel tersa, activos, ágiles… y de repente aquello queda atrás.

Todos nos degradamos indefectiblemente.  Así es la vida.

Eso es la vida.

Así que deshagámonos de un mito que es que lo viejo es feo y que hay que rechazarlo.  Lo viejo, demacrado, derruido puede ser bello ya que podemos apreciar en él un trabajo de años, un desgaste producido por el hecho de estar vivo o simplemente de existir si lo que contemplamos es un objeto inerte.  Ser viejo es consecuencia de estar vivo y se deriva de haber llegado ahí durante mucho tiempo, lo cual tiene muchísimo mérito.

Me gustan mucho las texturas de madera vieja, de establos abandonados,llenos de elementos que un día sirvieron de mucho y que ahora aguantan como pueden o quedan abandonados a la deriva.

Pero lo que podemos observar en estas maravillas es que en cada objeto, cada zona refleja aquello que ha sufrido durante su vida. Quiero decir: lo viejo no deja de ser un resultado, una consecuencia de aquello que ha estado en contacto con nosotros durante años y años.

Así pues hemos de fomentar actitudes positivas, habilidades y conocimientos que nos hagan llegar a ese estado de la mejor forma posible. De la misma forma que una buena madera con un buen barniz aguanta muchísimos años, unas buenas maneras de vivir nos llevarán a un mejor final de carrera.

Como decían en una magnífica obra de teatro amateur PAL (Patologías Audiovisuales Latentes, de Juan Pablo Mendiola), las arrugas que tengamos en nuestra cara reflejarán aquello que hagamos hecho para que se revelen.  Es mejor tener arrugas de reir que de fruncir el ceño.

Por ello abonemos la vida con amor, con buenos sentimientos, porque ese material es el que nos nutrirá durante mucho tiempo y hará que aún aguantemos esas vigas que conforman la vida de un ser humano.  Esos clavos oxidados han de seguir sosteniendo el paso del tiempo y en función de cómo estén hechos aguantarán más o menos los embates de la vida.

Seamos clavos duraderos y fuertes y no clavos puntiagudos y amenazantes.  Que cuando devolvamos la pelota al niño no seamos aquel viejo que te decía que al próximo balonazo se quedaba el balón.

Cuando hagamos fotos de texturas, maderas viejas, clavos, superficies abandonadas habrá que fijarse siempre en la dirección de la luz.  Ésta ha de ser lo suficientemente lateral para que se aprecien las texturas y los volúmenes.  Por ello es una buena ocasión para aprovechar ese sol intenso de verano del cual algunos huímos.  La luz intensa acentúa mucho el color y si la usamos en el ángulo apropiado observaremos los detalles de cada elemento:

Dedicado a aquello que seremos.


Agua en copa de vino

Siempre me ha fascinado el agua…

De ella nos componemos en un 70% aunque parezca mentira. Gracias a ella existe la vida en la tierra (que debería llamarse MAR), tiene peculiaridades que sorprenden, por ejemplo: su máxima densidad es a 4º ya que si el hielo pesara más se iría al fondo y no se fundiría nunca al no darle el sol, formando así capas y capas e hielo que irían cayendo al fondo de los mares dando como resultado mares de hielo, helados, inertes.

El mar, por ejemplo, es el máximo pulmón de la tierra (más que la vegetación) debido a sus múltiples organismos que se encargan de hacer a la tierra respirar.  El agua regula la temperatura del mundo en el que vivimos, se evapora, cae en forma de lluvia o nieve y vuelve al mar donde vuelve a evaporarse una y otra vez… es alucinante ¿no?

Lluvia, vapor, nubes, hielo, todas las manifestaciones del agua son bellas, increíblemente perfectas y equilibradas.

Por ello he titulado el post “Agua en copa de vino” porque muchas veces deberíamos rendir homenaje al agua, a ese elemento que nos sostiene, nos alimenta y nos fascina.

El agua, en sus diferentes estados, es muy fácil de captar con la cámara, podemos aprovechar su fluir para captar esa sinuosidad que nos otorga un filtro de densidad neutra (de varios pasos) para enseñar ese recorrido por un río, por el mar, por el mundo, cayendo en majestuosas cascadas (made in Iceland)

La tenemos en pequeñas dosis, gotas de vida que podemos sostener en la palma de la mano

Podemos asombrarnos con espectaculares formaciones de hielo que flotan asombrosamente o los glaciares que nutren de agua líquida y sedimentos los ríos

Y cómo no… en forma de nubes, algunas de cientos de toneladas de peso que “mágicamente” no caen, manteniéndose en el aire, desapareciendo, cambiando caprichosamente de forma para nuestro deleite…

Así pues el agua es un buen motivo para fotografiar, en cualquiera de sus estados.  Lo tenemos ahí, es gratis y es un regalo de la naturaleza.

Dedicado a las formas caprichosas y divertidas que adoptan las nubes.


Ayuda (parte 2, Michael Freeman)

Seguimos con el análisis de libros de Michael Freeman que nos pueden ayudar en este mundo bello pero técnicamente más complejo de los que nos parece que es la fotografía.

 

LA EXPOSICIÓN PERFECTA

Como bien dice en la portada,  el libro trata sobre la exposición de la fotografía, sobre teoría y práctica donde con numerosas fotos nos describe cómo analiza una fotografía para obtener una exposición correcta o por lo menos adaptada a la estética necesaria.  Creo que no acaba de profundizar sobre ningún aspecto en concreto y se pierde en análisis estadísticos de la gama tonal de las imágenes sin acabar de explicar cómo medir la escena para obtener el mejor negativo digital.  Sigo sin entender cómo un fotógrafo puede establecer unos valores de diafragma y velocidad para luego utilizar el botón de compensación de exposición. Para eso cambiamos los valores de f o de velocidad y ya está… Pienso que se pierde en análisis demasiado pormenorizados y no establece una práctica eficaz.  Eso sí, la edición es muy buena.  Nivel medio/avanzado.

 

EL OJO DEL FOTÓGRAFO

 

 

Un magnífico manual sobre composición en fotografía que sin profundizar tanto como el de José Benito Ruiz (ver http://wp.me/s27Ohp-ayuda) nos da las claves y posibilidades de obtener una composición acertada a la hora de fotografiar.  Con numerosos ejemplos, fotos y diagramas nos va desgranando las claves para disponer los elementos dentro del encuadre para hacer una bella obra.  Muy buena herramienta ya que en muchas fotos establece la dinámica con flechas que, acompañadas de explicaciones, nos muestran el camino visual de las tomas.  Como el anterior, una edición muy buena en un formato casi cuadrado (24×25,5) Nivel medio.

 

LA MENTE DEL FOTÓGRAFO

 

 

Un libro un tanto agridulce.  Por un lado muestra numerosos ejemplos de ejercicios artísticos donde la fotografía es un medio de expresión del autor.  Fotografias en grandes cantidades con diagramas, variaciones, ejemplos de otros autores, etc. pero por otro lado peca de un vocabulario un tanto denso y volátil.  Hay muchos párrafos que merecen un análisis de texto para poder entenderlos.  Creo que el libro está maquetado de forma soberbia, las fotos, los diagramas y explicaciones son de sobresaliente pero utiliza un lenguaje muy alejado del espectador, un libro del que cuesta mucho hacerse amigo.  Nivel medio/avanzado

 

101 CONSEJOS FOTOGRAFÍA DIGITAL, Los Secretos de los Mejores Fotógrafos del Mundo

¿Quiénes son los mejores fotógrafos del mundo? Porque en el libro no habla de ninguno… eso fue lo primero que me sorprendió de este libro.  No habla de ningún fotógrafo adicional (quitando reseñas mínimas) así que punto negativo al libro.  Bueno, de los 101 consejos de los que habla, muchos son obviedades y consejos totalmente inocentes (comprobar la nitidez en la pantalla LCD de la cámara, llevar un trípode) y otros se quedan cortos.  Un libro muy bien maquetado (como todos los anteriores) pero que puedes prescindir de él perfectamente. Nivel básico/medio.

 

COMPENDIO DE FOTOGRAFÍA DIGITAL

 

 

Un libro extensísimo y bastante gordo (tiene casi 600 páginas) donde sin entrar en detalle en ningún tema nos propone una buena entrada al mundo de la fotografía.  Más válido por las fotos, ejemplos, diagramas y explicaciones a pie de foto que por los textos en sí es un buen manual para iniciados.  Muchas capturas de programas de procesamiento están en inglés.  Como manual es un libro muy recomendable y que se puede encontrar por menos de 20 euros.  Una relación calidad precio exelente.  Como siempre una magnífica encuadernación y diseño del libro. Nivel básico/medio

 

 


Claroscuro

Claroscuro

El claroscuro, cuyo máximo exponente fue Caravaggio se basaba en el uso de contrastes fuertes entre luces y sombras produciendo efectos tan acentuados que derivó a un estilo llamado tenebrismo (tétrico ¿no?).

En la vida también hay claroscuros… constantemente pasamos por fases de luz y por fases de sombras.  Ambas son necesarias para el desarrollo de la vida, para la evolución del hombre, el cual, ha de aprender de los errores que comete para no caer de nuevo en los mismos. O para, si cae en ellos, saber salir airoso.

Nos equivocamos.  Fallamos.  No somos perfectos.

Y gracias a esa imperfección podemos darnos cuenta de nuestras carencias para trabajarlas, para llenarlas de información, experiencia y sabiduría llenando esos huecos convirtiéndolos en nuevas habilidades.

La luna tiene su cara oculta.

Así pues, cada uno de nosotros tiene un lado “oscuro”, imperfecto, errado que sirve de mucho, sirve para aprender de él y contrarrestar esas carencias que se volverán virtudes.

Los errores nos hacen humanos y sabiendo que no podemos ser otra cosa que lo que somos, aprendamos de ellos y usemos esos errores para mejorar.

La naturaleza también nos otorga con esa otra cara de la moneda y lo podemos utilizar para mostrar el doble mundo de luz/oscuridad, luces y sombras que, en comunión, pertenecen a la dualidad indisociable de la que hablo.

Luz, sombra, dos condiciones pertenecientes a la misma realidad que, asociadas, conforman un mismo objeto, impreciso pero bello por existir.

El rango dinámico de la cámara (la capacidad para mostrar detalle en las zonas claras y en las zonas oscuras) es limitado y menor que la vista humana, así pues, si no se puede mostrar información de ambas zonas podemos usar esa carencia para convertirla en virtud dando ese toque artístico y hasta emocional a esa característica de la luz.

 

Dedicado a lo que no se ve


La unión hace la fuerza

Por mucho que me expliquen la ley de la gravitación universal o los enlaces covalentes me sigue sorprendiendo que partículas individuales se comporten como una unidad.

La unión de células que forman una hoja, un dedo o una nube y que hace que sean una unidad.  Que debido una especie de comunión entre ellas se comporten como un ser, una entidad que tiene características propias y la define como lo que es en el universo.

¿Porqué las moléculas que forman no se, un gusano, no se dispersan? ¿Porqué cuando intentamos atravesar un cristal no podemos y chocamos contra él? No hay ninguna parte de nuestro cuerpo que diga “mira, ahora voy a pertenecer a esa pared y me quedo ahí enganchado y dejo de ser ese trozo de mano que me une a tí”.

¿qué hace que el río no salte sus límites y siempre discurra por el mismo camino?

Por muchas leyes físicas o quimicas que haya me sigue sorprendiendo que un conjunto aislado de células, moléculas que “solo” obedecen a reacciones de atracción y repulsión entre sí conformen objetos independientes y que conservan sus propiedades.  Aunque juntemos dos bellotas no se forma una super bellota o se funden, se mantienen impasibles, conservando su identidad.

Las leyes nos podrán explicar que la composición del agua es diferente a la de la roca pero… ¿qué le dice a las moléculas del agua que no deben unirse a la piedra? ¿Qué instrucciones lleva un eslabón de una cadena para de repente no fundirse con el siguiente?

Ahora vendrá cualquier físico, químico, ingeniero y me lo explicará pero no me quitará la sorpresa, la creencia o esperanza de que hay algo más, algo que permite que haya entidades o sujetos en este universo que han de estar ahí por alguna razón, que hay un poder (y no hablo de religión, o quizá sí) que hace que cada pequeño átomo tenga que ser de una forma determinada.  No es magia, es destino, supongo… o quizá todo sea una falsa ilusión.

No me llames iluso porque tenga una ilusión.

 

Así pues podemos utilizar ese poder que nos da la naturaleza para componer nuestras fotos y mostrar esa característica peculiar y mágica que nos brinda el universo utilizando la ley de semejanza que dice que elementos similares se ven como agrupaciones (truco: la semejanza de color funciona mejor que la de forma)

Dedicado a la madre naturaleza


Un brindis al Sol

El sol, el Astro Rey (que poco me gustan estos apelativos rancios) nos ilumina, nos calienta, nos alimenta y encima nos pone morenos!!

Esta entrada será menos filosófica y más técnica que también es mi voluntad.

Sin el sol no habría vida.  Y si estuviese a más o menos distancia, si fuese más grande o más pequeño los organismos no serían tal como son.  Es responsable de la fotosíntesis, necesaria para la vida, produce las auroras boreales, produce energía casi ilimitada, se merece un pequeño homenaje.

En fotografía el sol directo puede ser un gran aliado o un enemigo.  En días despejados produce sombras muy duras pero no por lo que la mayoría de la gente piensa: no son así por la intensidad de la luz (que también) sino sobretodo porque actúa como un punto pequeño de luz, como una iluminación puntual.  La dureza de las sombras es responsabilidad de un factor: la relación de tamaño entre la fuente de luz y el sujeto.  Así el sol es un punto pequeño respecto el sujeto.

Cuando está nublado el sol sigue siendo muy potente pero las sombras se difuminan o casi desaparecen porque las nubes actúan como un difusor y todo el cielo actúa como fuente por lo que la relación entre dicha fuente y el sujeto se amplía enormemente.

Así pues, el solo puede ser protagonista en nuestras fotos de varias formas:

-usando las sombras que produce

Hacer que los rayos del sol sean los protagonistas o usarlo como un faro:

Utilizar el flare (destellos) cuando sea útil o estético, mostrando que efectivamente ahí hay un sol y que sus rayos golpean en días muy soleados

En definitiva, el sol puede ser un gran amigo a la hora de plasmar en imágenes ese mundo que quieres mostrar al espectador y aunque es difícil de hacerle un hueco en nuestro portfolio hay que reconocer que a veces es muy útil.

Así pues, gracias al sol por dar luz, alimento y energía a este mundo que gira y gira…

Va por tí!!!!!!


Felicidad: se busca

Hace poco, celebrando mi cumpleaños, un buen amigo mío se preguntaba porqué intentábamos buscar la felicidad en los libros… diciendo que la felicidad estaba allí mismo, delante nuestro: en una buena cena, en buena compañía, con buen vino y buena comida… eso es felicidad, eso es vivir el momento.

Y tenía razón…

Cuántas veces nos evadimos buscando soluciones a nuestras penas teniéndolas delante nuestro.

Cuántos libros de autoayuda nos hemos tragado intentando averiguar dónde está la felicidad.  Seguramente la teníamos al alcance de la mano, delante nuestro y no éramos capaces de verlo porque pensamos que las soluciones a nuestros problemas están fuera de nuestro alcance. Y me considero un ferviente consumidor de ese tipo de libros, aunque sea para abrirnos los ojos y saber manejar la situación.

Tenemos el poder de cambiar, de mejorar, de ser felices.  Lo que pasa es que no queremos. O bien no nos atrevemos por tener que actuar, por tener que salir de la zona de seguridad. ¿Queremos ser felices? Adelante! El movimiento se demuestra andando.

Otro buen amigo dice que si de verdad quieres algo vas a por ello.  A por todas, sin pensártelo, sin atender a distracciones.  Pero has de quererlo DE VERDAD.

Esto no es caviar con algún tipo de salsa complicada en un restaurante de lujo.  Es yogur con mermelada en una cabaña de pescadores en Noruega utilizadas ahora como alojamiento rural.  Ese sencillo postre puede convertirse en algo maravilloso si le damos el encanto necesario, el saber disfrutar de esas cosas sencillas y convertirlas en especiales.  Unas de mis comidas favoritas en una ensalada en la montaña, no hay mejor restaurante tras una larga caminata.

Si nos fijamos en la cara de la perra veremos una cosa:

FELICIDAD, con mayúsculas… En Irlanda de repente se nos acercó una perra golden que estuvo con nosotros todo el medio día.  En ella se podía ver la felicidad al acariciarla, al sentir el viento y ponerse a correr al cabo del rato.  En un animal puede contemplarse la felicidad en estado puro, sin contaminar, la satisfacción de estar vivo. Fíjate de nuevo 10 segundos en su cara… ahí no verás maldad, ahí verás lo que es el gozo.

Así pues tenemos la clave para ser felices: buscar lo positivo de cada acción, de cada situación, de cada disposición de los elementos que configuran tu mundo.  Si quieres ser feliz puedes ser feliz.

Si en Expediente-X la frase estrella era: “la verdad está ahí fuera” yo diría “la felicidad está ahí dentro”

Dedicado a V.y E.


Inseparables

Somos seres humanos.

No estamos hechos para estar solos.

Y aunque disfrutemos de actividades solitarias, individuales, aunque necesitemos nuestro espacio para crecer en soledad necesitamos al otro, necesitamos al grupo, a la pareja para complementar esas carencias que tenemos, para llenar huecos que nos hacen incompletos.

Habrá un día que no podamos disfrutar de esa otra personita que te complementa, que te apoya, te anima, te comprende, te ayuda y hasta te hace enfadar aunque de ello aprendes cada día más. Es una realidad.

Pese a los malos momentos disfrutemos de la compañía, del calor, de la enseñanza de nuestra pareja, nuestro amigo, nuestro hijo… los buenos momentos son para disfrutarlos… los malos para aprender y mejorar.

Hay una enfermedad fatal, llamada Alzheimer que anula lo más preciado que podemos tener: nuestro yo, nuestra personalidad, nuestros recuerdos convirtiéndonos en algo que ya no existe, en un recuerdo vago de aquello que fuimos.

Estas gaviotas me recordaron estas sensaciones, estos momentos que nos hacen únicos, nos hacen seres especiales y que compartimos con nuestros seres queridos.  Disfrutémoslos pues no duran para siempre.  Esto no es un culebrón, es una reflexión sobre lo que tenemos delante de nuestras narices y sólo apreciamos cuando no está.

Dedicado a mi P.

TK


Cambia el mundo

La posición antropocéntrica piensa que el mundo, el universo gira en torno al hombre. Bueno, si tenemos en cuenta que quién diserta sobre un tema es quien lo moldea y le da la importancia que quiere pues sí, podría ser así. Al menos yo (y supongo que el resto de nosotros) vemos, juzgamos y caminamos por el mundo en función de nuestras características, intereses y todas las decisiones giran en torno a nuestro mundo. Los perros por lo visto no distinguen el rojo del verde, viendo el mundo con un aspecto casi monocromático.

Las aves pueden ver una zona del ultravioleta así como las abejas.

Para una abeja una flor amarilla puede contener dentro un mensaje oculto, otra realidad:

Así pues, ¿cuál es la flor verdadera?

¿La que vemos nosotros? (la amarilla) ¿O la que ven las abejas? Las dos son reales, una no es mejor que la otra.

El mundo que está ahí fuera es infinito, es interpretable y moldeable en función de nuestras características o de NUESTRA VOLUNTAD. Así pues cambiemos el mundo, mostremos cuál es nuestra interpretación de la “realidad”, de una realidad entrecomillada porque no existe una y única, existen múltiples, casi infinitas (si es que el infinito puede tener un casi).

En fotografía es posible mostrar ese mundo oculto o al menos tan personal que pertenece a ese mundo de sueños o visiones que un fotógrafo tiene, de una toma realizada en raw (para obtener el máximo de información del sensor) podemos revelarla, interpretarla de la forma que queramos, acentuando lo que queremos, a voluntad, mostrando aquello que nos conmueve, que nos llama la atención o que tenemos en nuestra mente. A veces podemos “modificar” la realidad para exagerarla, para enfatizar las zonas que nos transmiten alguna emoción, sin añadir nada, no estoy hablando de clonar elementos en photoshop, estoy hablando de dar a una foto esa interpretación que te es propia:

Podemos quedarnos con una parte que nos emociona y que queremos mostrar al espectador:

O si somos más arriesgados, mostrar cómo nos gustaría que fuera el mundo (al menos durante un tiempo)

en cualquier caso la fotografía nos da ese poder, esas herramientas para poder ser creativos y mostrarle al otro, al espectador que hay otras realidades y que tú quieres mostrar la tuya, la que tienes ahí dentro, en tus ojos, en tu mente.

 

Dedicado al poder de cambiar el mundo que todos tenemos, usémoslo!!


Ayuda

La composición, la técnica, la inspiración, los referentes no caen de los árboles.

Hay que leer mucho para aprender de fotografía, hay que haberse empapado muchas publicaciones para poder aprender de los maestros, de los que saben más que tú para poder sacar información de cada página que lees para luego, en tu cedazo personal, quedarse con lo que más te gusta y con ello ir formándote como fotógrafo.

Si necesitáis ayuda estos libros son mis preferidos:

MANUAL DE FOTOGRAFÍA DIGITAL, de Ben Long.

Un manual completísimo que aborda todos los conceptos, una excelente herramienta para empezar a dominar tu réflex repleto de fotografías y explicaciones (aunque algunas a nivel demasiado básico).  Nivel básico/medio

FOTOGRAFÍA DE ALTA CALIDAD, Jose María Mellado

Un manual soberbio donde los conceptos de medición de luz, ajuste y revelado por zonas, algo de retoque, salida a dispositivos, son explicados de una manera clara, eficaz y en ocasiones con un sutil toque de humor que hace que leer este libro sea una gozada.  Nivel medio/avanzado.

Decir que existe una versión anterior para photoshop CS4 pero éste último es el mismo aunque actualizado.  Hay conceptos que se explican en sus dos anteriores libros pero creo que no es necesario el gasto de tenerlos todos, éste último es una maravilla.

COMPOSICIÓN EN FOTOGRAFÍA, de José Benito Ruiz

Un maravilloso (con mayúsculas) libro del afamado José Benito Ruiz donde aborda de manera majestuosa la composición en fotografía aludiendo sobretodo a la pintura, al estudio de los maestros de los cuales hemos heredado una estética, una forma de entender la composición de imágenes.  Una calidad asombrosa y una encuadernación de lujo.  Quizá un poco complejo ya que usa un lenguaje a veces un tanto arduo pero necesario para profundizar sobre algo que muchos no tienen en cuenta a la hora de tomar fotografías, la composición.  Purista de la fotografía huye de retoques que vayan más allá del mero ajuste global de la fotografía: Es un especializado en dejar la toma casi perfecta en el momento del disparo debido a una técnica depuradísima a la que ha llegado tras tener cerca de los 3 millones de fotografías, sí, he dicho 3 millones entre diapositivas y digital.  Pero todo ello no sería nada sin una buena composición, lo que busca en su libro.  Nivel avanzado

FOTOGRAFÍA CREATIVA, La Poesía de la Imagen, de Chris Orwig

Como dice el título: poesía pura… una delicia de libro donde no aprenderás técnica o composición pero aprenderás a entender qué es hacer fotos, qué es el trabajo-arte que es ser fotógrafo.  Chris aborda todos los aspectos que para él significa ser fotógrafo.  Temas como la familia, la naturaleza, los momentos únicos en nuestra vida y muchos otros son aludidos de forma muy sensible despertando nuestro lado creativo, entendiendo que la fotografía muchas veces es una excelente forma de expresión y de recogida de ese mundo maravilloso que está ahí fuera.  Nivel básico.

FOTOGRAFIAR EL MUNDO, EL ENCUADRE PERFECTO

MERCADERES DE IMÁGENES

VISION Y VOZ

De David Duchemin

Los pongo juntos por ser del mismo autor.

Quizá son mis libros de referencia.  David Duchemin es un fotógrafo especializado en proyectos humanitarios, ONG y demás.  Después de dejar los escenarios como cómico se hizo fotógrafo profesional para ser ahora un soberbio comunicador de técnica y método.  Su palabra favorita es Visión.  En sus libros aborda lo que debería ser nuestro objetivo al hacer fotos, tener una visión donde plasmar en ella nuestros anhelos y personalidad.  En sus libros aborda temas como lo que deseamos al hacer fotografías, lo que soñamos con ellas, lo que deseamos transmitir y en estos libros puedes encontrar inspiración de un fotógrafo que no se esconde a la hora de afirmar que utiliza el ordenador para dirigir la mirada, para retocar selectivamente fotografías para mostrarte su mensaje, su visión.  En el último “Visión y Voz” pone varios ejemplos de cómo llegar de una forografía tomada con la cámara en raw a un revelado personal donde mostrar precisamente lo que queremos mostrar, lo enseña sin tapujos y sin esconderse.  Magníficos y de relectura contínua cada cierto tiempo.  Nivel básico/medio.