Felicidad: se busca


Hace poco, celebrando mi cumpleaños, un buen amigo mío se preguntaba porqué intentábamos buscar la felicidad en los libros… diciendo que la felicidad estaba allí mismo, delante nuestro: en una buena cena, en buena compañía, con buen vino y buena comida… eso es felicidad, eso es vivir el momento.

Y tenía razón…

Cuántas veces nos evadimos buscando soluciones a nuestras penas teniéndolas delante nuestro.

Cuántos libros de autoayuda nos hemos tragado intentando averiguar dónde está la felicidad.  Seguramente la teníamos al alcance de la mano, delante nuestro y no éramos capaces de verlo porque pensamos que las soluciones a nuestros problemas están fuera de nuestro alcance. Y me considero un ferviente consumidor de ese tipo de libros, aunque sea para abrirnos los ojos y saber manejar la situación.

Tenemos el poder de cambiar, de mejorar, de ser felices.  Lo que pasa es que no queremos. O bien no nos atrevemos por tener que actuar, por tener que salir de la zona de seguridad. ¿Queremos ser felices? Adelante! El movimiento se demuestra andando.

Otro buen amigo dice que si de verdad quieres algo vas a por ello.  A por todas, sin pensártelo, sin atender a distracciones.  Pero has de quererlo DE VERDAD.

Esto no es caviar con algún tipo de salsa complicada en un restaurante de lujo.  Es yogur con mermelada en una cabaña de pescadores en Noruega utilizadas ahora como alojamiento rural.  Ese sencillo postre puede convertirse en algo maravilloso si le damos el encanto necesario, el saber disfrutar de esas cosas sencillas y convertirlas en especiales.  Unas de mis comidas favoritas en una ensalada en la montaña, no hay mejor restaurante tras una larga caminata.

Si nos fijamos en la cara de la perra veremos una cosa:

FELICIDAD, con mayúsculas… En Irlanda de repente se nos acercó una perra golden que estuvo con nosotros todo el medio día.  En ella se podía ver la felicidad al acariciarla, al sentir el viento y ponerse a correr al cabo del rato.  En un animal puede contemplarse la felicidad en estado puro, sin contaminar, la satisfacción de estar vivo. Fíjate de nuevo 10 segundos en su cara… ahí no verás maldad, ahí verás lo que es el gozo.

Así pues tenemos la clave para ser felices: buscar lo positivo de cada acción, de cada situación, de cada disposición de los elementos que configuran tu mundo.  Si quieres ser feliz puedes ser feliz.

Si en Expediente-X la frase estrella era: “la verdad está ahí fuera” yo diría “la felicidad está ahí dentro”

Dedicado a V.y E.

Acerca de mapsico

Fotógrafo autodidacta que espera llegar un día a vivir de la fotografía. Si estás interesado en mi trabajo ponte en contacto conmigo 646-65-99-54 mapsico2002@hotmail.com maferfoto@gmail.com Ver todas las entradas de mapsico

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: