Archivo mensual: marzo 2012

Disección

¿Qué somos?

¿Somos órganos pegados al más puro estilo Mr. Potato?

¿Trozos de carne que, unidos, forman una persona? Un pensamiento de aquí, un recuerdo de allá y voilá!! ¿¿tenemos un ser humano!!??

O ¿somos algo más?

Algo que la gestalt definía muy bien cuando indicaba en Alemania hace 1 siglo que “el todo es más que la suma de las partes”.

Somos un conjunto de características físicas y psicológicas que mágicamente unidas (no me cansaré de pensar que la vida es magia) conforman una entidad única e irrepetible.

Diseccionable, sí.

Pero esa descomposición al más puro estilo forense no dará más que un conjunto aislado de elementos que no llevan a ninguna parte si queremos ver al ser humano que hay detrás de ese puzzle que es una vida.

No obstante eso no quita que podamos maravillarnos con cada parte física y mental de nosotros mismos.  Observar cada pliegue de nuestra piel, cada articulación, cada protuberancia que nos es dada casi desde nacimiento.

Gestos, tics, movimientos, maneras, reacciones, todo eso nos pertenece y nos define como personas y hay que valorar cada minúsculo detalle que conforma nuestra identidad.

Algunos elementos pueden mejorarse, modificarse o eliminarse pero siempre para mejorar, para convertirnos personas en más acordes a nuestra voluntad.  No confundir con operarse de labios o ponerse pechos.  Hablo de modelar cada parte que nos define y observar lo que está para servirnos y lo que está para enseñarnos.

Nada es casual.

Nada es irrelevante.

Cojamos aquello que nos gusta de nosotros y aprovechémoslo.

Cojamos aquello que no nos gusta de nosotros y observemos para qué se nos ha dado.  Si es para aprender de dicho “defecto” (que en otros puede ser una virtud) o es para mostrar una carencia que debe ser trabajada.

En definitiva, estamos compuestos de innumerables trozos de realidad, de naturaleza viviente, de la maravilla milagrosa que es la vida!!

En fotografía podemos aprovechar esa disección de cualquier lugar: una playa, una ciudad, una situación e intentar extraer petróleo de esa situación mostrando las mil y una caras de aquello que tenemos delante.

Un árbol es un mundo propio, un escenario repleto de pequeños actos que podemos disfrutar.

Cada rincón del mundo es susceptible de cientos de perspectivas, imágenes y situaciones dignas de recoger con nuestra cámara, para mostrar al mundo, para afirmar una y otra vez que el todo es algo más que la suma de las partes porque falta el componente básico: el poder del universo.

Una playa puede estar repleta de pequeñas maravillas

Y un bosque mostrar las mil y una caras de la naturaleza, sólo hay que fijarse atentamente a cada rincón

      

Dedicado al todo que somos cada uno de nosotros. Pequeños universos en armonía con el resto.


Único

Hubo una vez una pequeña flor que nació un día de primavera.

Junto a esa flor había miles, quizá millones de ellas, todas aparentemente iguales…

Y creció y creció… y miraba al resto de flores con tristeza.  Pensaba que era una de tantas flores que no tenía nada de especial… que no era única y diferente… era adulta y hermosa pero se sentía mal, pensaba que no era importante para nadie.

Pero un buen día ¡alguien la arrancó del suelo! Y con el dolor que pueden sentir las flores arrancadas se quedó mirando a aquella persona que la había sacado de su lugar de siempre.

Como las flores no entienden demasiado de sucesos inesperados se quedó esperando a ver qué pasaba.

Y sintió cómo le iban quitando los pétalos 1 a 1 a base de pequeños tirones…

No sentía dolor… sólo asombro y también un desvanecimiento suave, dulce…

Lo último que vió antes de apagarse todo fué una sonrisa de una muchacha que tras arrancarle todos los pétalos dijo:

-¡me quiere!

Y lo último que sintió aquella flor fue alegría porque sí que era diferente a las demás flores.  Ella había permitido a aquella muchacha ser feliz e ilusionarse aunque fuese por un instante en su vida.

Tú eres único y diferente.  Tienes que encontrar aquello que te hace ser ÚNICO.  Tienes que encontrar a aquella persona  a la que puedes hacer feliz, por un momento o por toda una vida.

Como esa flor cualquiera de nosotros somos capaces de poder hacer mejores personas a nuestros semejantes, nuestros amigos y familiares.  Todo depende de varios factores pero sobre todo del más importante, fluir… dejarse llevar por la corriente de la vida que, al igual que la flor, elige tu destino si que tengas que hacer ningún esfuerzo.

Y siendo único hay que encontrar ESO que nos hace únicos, una habilidad, una disposición, una característica, un don… y si no lo explotamos nos pasará como la flor, que nos sentiremos desdichados aunque cualquier día alguien puede encender la llama que haga posible esa explosión de nuestro poder interior.

Y aunque ese poder lo demuestres durante unos instantes habrás hecho feliz a una persona ese microscópico momento que justifica el estar en este mundo que no para de dar vueltas.

Cuando hagas fotografías fíjate en esos pequeños detalles, en esos elementos ÚNICOS que hacen la foto especial, que demuestran que hay algo ahí diferente y que tiene su importancia, que te toca, que te inspira, te hace reir, llorar o asombrarte.

      

Acuérdate de la flor… cada elemento del universo es especial y está ahí por alguna razón.

Dedicado a las flores que siempre me indican que sí, me quiere!!


V

V de VISUALIZAR.

Todos tenemos un poder… el de CREAR a base de visualizar nuestros deseos, nuestro futuro…

Creo que deberíamos huir de visualizar un montón de billetes, un coche de lujo o una gran casa que luego habrá que mantener.

Me refiero a visualizar buenos deseos, nuestro futuro en paz con nosotros mismos y con el mundo…

Muchos deportistas de élite, como los esquiadores, se imaginan bajando la montaña, tomando cada curva para automatizar movimientos y luego hacer que se produzcan a la perfección tal como lo habían imaginado.

Nosotros podemos, debemos visualizar nuestro futuro, nuestros deseos hechos realidad, nuestra posición en el mundo dentro de un tiempo.

No creo que funcione en el plano material, en conseguir un montón de dinero (porque eso puede ser una gran condena) o al menos no deberíamos desear esas cosas.  Pero creo que puede funcionar si cerramos los ojos y nos vemos en un futuro tal como queremos ser… felices, en armonía con el mundo, con nuestro cuerpo, sanos y hermosos (pero no en el término actual que se le da a la belleza)…

No importa si hay un poder de atracción mágico o si lo creamos nosotros al tomar los caminos acertados confiando en nuestra buena suerte.

Si funciona existe.

Y si existe: usémoslo…!!

Cada mañana cuando me levanto dedico unos pocos segundos a ver cómo quiero estar durante el día, cómo quiero ser dentro de unos años y cómo quiero ser cuando sea un anciano.  Cierro los ojos y me imagino feliz, en paz, con una buena familia y haciendo lo que me gusta: haciendo fotografías, creando cosas hermosas.  Cierro los ojos fuerte, aprieto los puños y me digo ADELANTE!! a por ese deseo!! a por esa ilusión que voy a hacer realidad porque tengo ese poder de crear, de convertir en realidad mis sueños.

Y funciona.  Porque QUIERO que funcione.  Cuesta.  Las cosas llegan poco a poco pero van llegando, a cuenta gotas.  Soy un aprendiz en el arte de labrar mi futuro a base de quererlo pero en eso estamos, en ir poco a poco labrando lo que dejaremos como legado.

Así que personalmente creo que no deberíamos usar ese poder en conseguir en mayor veneno de la humanidad: el dinero y tampoco en querer algo contradiciendo a nuestro prójimo.  Si competimos con alguien siempre suele haber heridos, efectos colaterales.  Utiliza ese poder para tí.  Para los tuyos.  Pero que ese deseo no interfiera con los deseos de los demás.  Por mucho que deseemos que nuestro equipo gane no siempre puede ser así porque hay otros pensando en sentido contrario.  Usemos ese don en algo bello y hermoso.

Cuando hacemos fotos podemos visualizar una fotografía, un resultado final que podemos convertir en realidad porque anteriormente hemos hecho ese proceso de visualización.

Estas fotografías las había imaginado y creado mentalmente.  Había pensado en ellas e iba buscando localizaciones para poder llevarlas a cabo.  Quizá no las imaginé exactamente igual pero sabía el resultado que quería conseguir así que al llegar a esos sitios (muchas veces sin quererlo) automáticamente ya sabía el resultado final que quería.

Con la técnica adecuada y la imagen mental que tenía pude hacer estas fotografías nocturnas, mostrando la circumpolar (el movimiento de las estrellas) dándole a la fotografía un aspecto diferente a lo que podemos ver a simple vista.  Es una creación que pretende mostrar un resultado personal y pretendido de antemano.

Por cierto, si quieres saber cómo hice la segunda foto aquí tienes el tutorial:

http://mapsico.blogspot.com/2011/06/haciendo-fotos.html

Tengo otras fotografías en mente que quiero conseguir… al visualizarlas las estoy haciendo realidad en mi mente.  Sólo me falta hacerlas realidad en el mundo exterior.

También tengo otros deseos que visualizo cada día y se que conseguiré… se que se convertirán en realidad porque confío en el poder que se nos ha confiado.  A partir de ahí sólo queda una cosa: actuar para convertir nuestros deseos en realidad.

Dedicado a los deseos por cumplir

 


Islandia: resonancia

No puedo dejar correr un día más sin dedicar unos minutos a uno de los descubrimientos de mi vida:

ISLANDIA

No hay día en el que no sueñe con volver por tercera vez a un país que me tiene fascinado, que me tiene atrapado, que me llama.  Sin cesar.  Día tras día…

Por casualidad (¿casualidad?, seguro…) descubrí a los Sigur Ros y viendo este vídeo algo se encendió en mi interior, concretamente en el segundo 2:47

¿Sabéis la típica escena de una película donde una estancia llena de gas explota tras una chispa?

Así me sentí.

La cabeza me daba vueltas, quería trasladarme a aquel lugar donde el hombre y la naturaleza estaban en perfecta comunión. De repente me sentí feliz de saber que aquel paraíso existía.

Islandia creo que resuena, que tiene una energía muy concreta. Y yo creo que vibro en la misma frecuencia.

Viendo otro vídeo de los Sigur Ros, “Glósóli” entendí que aquel lugar tenía una magia que yo podía apreciar.

Juntando Islandia, Sigur Ros y una estética muy peculiar, aquel vídeo me transportaba, me sumergía en aquello que durante años quizá estaba buscando y por fin había encontrado.

Cada vez que veo u oigo algo sobre Islandia (o los Sigur) algo se mueve en mi interior, lo reconozco… algo intenta salir y decirme que ese lugar y yo tenemos algo en común.

Puedes hacer sonar una copa si frotas su borde haciendo que el líquido vibre y juntos formen una nota musical… las personas también tenemos algo que nos hace vibrar. Puede ser una actividad, un tipo de música, una imagen… en mi caso es esa Isla con la cuarta parte de la población de Barcelona.

Si no fuese por las interminables horas de oscuridad en invierno sería el lugar perfecto (aunque así también tiene su encanto)… hay una comunión perfecta entre la naturaleza y el hombre, en perfecto equilibrio y respeto.

Sinceramente creo que he nacido en el país equivocado o quizá sea una preparación para el siguiente nivel de evolución y me toque nacer allí o volver a nacer allí si lo hice alguna vez…

Si eres fotógrafo Islandia es única, es especial, diferente a todo lo que hayas vivido.  En próximos posts profundizaré en otros sentimientos que me provoca aquel país que me cautiva pero es especial… en él puedes encontrar montañas de colores:

y esos paisajes me transportan a un mundo diferente… a una tierra ancestral que nos recuerda que somos seres mágicos y que tenemos una energía.  La tierra en Islandia te hace resonar, como la copa.

Cuando te toca, cuando sientes que unos metros debajo tuyo hay un magma, un poder inmenso que hace mover el mundo, sientes algo en tu interior que te hace vivir una experiencia especial.

Próximamente habrá más posts dedicados a un lugar especial en mi vida al que quiero volver.  Se que volveré.

Dedicado al verano del 2009.


Matemáticas aplicadas

¿Porqué las cosas son como son…? quiero decir: ¿porqué los elementos de la naturaleza tienen unas formas, estructuras, proporciones y no otras?

¿Quién o cómo se dispone la naturaleza para mostrarse ante nosotros?

¿Los troncos de los árboles van de una estructura sólida a pequeñas hojas por casualidad?

¿Los panales que fabrican las abejas tienen forma que tienen porque sí?

¿Hay algo detrás del aparente caos que puede ser la naturaleza?

Quiero hacerte una pregunta: ¿cuál de estas dos fotografías te gusta más? No quiero decir si te gustan más los perros o las ovejas, te pregunto cuál de las dos fotos te parece más armoniosa o bella a primera vista:

Contesta rápido, sin pensar demasiado.

Posiblemente la mayoría de las personas elijan el perro… y repito, no porque a la gente nos gusten más los perros sino porque la foto del perro tiene algo ¿verdad? una especie de belleza compositiva, dinamismo o armonía que quizá no tiene la foto de la oveja.  Si has elegido la oveja tu elección también es buena, no hay buenas ni malas opciones a la hora de escoger algo bello o hermoso. Hay tendencias, nada más. Pero la foto del perro tiene como un recorrido.  Al hacerla intenté que tus ojos fueran de la cabeza del perro, a las patas para luego viajar por la sombra hasta el final de la misma.

Bien, la naturaleza es sabia, es perfecta, es equilibrada y obedece a reglas, a estructuras, a una armonía universal que le da sentido y nos conmueve…

Lejos de querer dar una lección de composición tengo que decir que hay una serie de proporciones que rigen la naturaleza.  El mundo no es como es por casualidad, por azar, por un capricho de la naturaleza, hay algo, un patrón, una estructura repetitiva dentro de todos nosotros que nos sorprende cada día… la disposición de los pétalos de una flor, o las semillas de las pipas en un girasol o una piña, la espiral de la concha de una caracola, hasta las proporciones de una abeja y de un ser humano… todo obedece a un número místico, el número PHI.

Sin entrar en cómo se obtiene el número phi decir que está presente allá donde miremos.  Es mágico, es universal y es divino… o símplemente puedes darle un significado púramente matemático y pensar que esa proporción hace posible la vida en base a estructuras moleculares o de fuerzas de atracción/repulsión.  A mí me gusta más la primera acepción.

Según esta estructura matemática hay una relación entre el lado mayor del rectángulo y el cuadrado adyacente dentro de la figura, éste siempre es 1,6 veces superior (aproximadamente) y así sucesivamente con los rectángulos y cuadrados que se van formando.  En internet tenéis miles de definiciones más acertadas que la mía.

Así pues, la foto del perro tiene una estructura “divina” que le confiere una belleza especial:

Como he dicho, la naturaleza que nos rodea está llena de ejemplos de este tipo de estructura que, aunque no seamos capaces de analizar a simple vista, esconden una disposición de elementos que le dan una belleza natural, delicada y universal.

Si quieres ver un buen video sobre el asunto, aquí lo tienes:

Me parece sorprendente que desde la disposición de las estrellas hasta los dibujos de la concha de un caracol tengan la misma tendencia, sin que nadie se lo haya comunicado para que se pongan de acuerdo… que haya algo universal que sea acorde a la vida, al devenir del universo y de los tiempos.

En fotografía podemos usar esa forma de disponer de la naturaleza para posicionar los elementos formando esa espiral implícita que da una belleza especial a la composición de la foto.  Un sutil cambio de perspectiva hace que las imágenes contengan un aura especial que las hace atractivas.  La naturaleza nos ha dado esa energía que podemos usar para mostrar un mensaje especial, de amor o de relevancia, de eternidad.

Tú mismo puedes imaginarte la división de la foto en cuadrados y rectángulos y la espiral que conforma la foto en su interior…

La naturaleza nos proporciona belleza gratis, aprovechémosla y enseñémosla con nuestras cámaras.

Dedicado al orden universal.


El árbol de la vida

¿Cómo hemos llegado aquí?

¿Qué suerte de circunstancias han sucedido para que estés leyendo esto ahora?

¿Que sucesos han tenido que ocurrir (y/o evitar) tú y tus antepasados para estar leyendo ÉSTA palabra ahora mismo?

Siempre me quedaré con las ganas de saber quiénes han sido mis antepasados… si fueron artesanos, agricultores, comerciales, magos, burócratas, marineros… posiblemente haya habido de todo.

Al árbol de la vida le quiero dar la vuelta, como metáfora… cómo recorrer el camino inverso que hace que un árbol formado por numerosas ramas acabe en un tronco sólido.

En este caso voy de arriba a abajo, es decir, cuántas miles de circunstancias han sucedido para formar ese tronco que eres TÚ.

Ese tronco proviene de la unión de numerosas y minúsculas partes que dan lugar a ese ser que lee estos pensamientos que dejo para la posteridad.

Con estas partes no me refiero sólo a tus 2 padres, tus 4 abuelos, tus 8 bisabuelos, tus 16 tatarabuelos, etc… m refiero a los cientos y cientos de miles de personas y circunstancias que se han tenido que unir y sobrevivir para que tú hayas nacido.  A los millones de humanoides, mamíferos y animales varios que tuvieron que deshacerse de peligros, depredadores, catástrofes naturales para que tú estés aquí y ahora… me parece fascinante… ¿casualidad? ¿

Cuántos encuentros fortuitos han tenido que suceder para que se produzca esa combinación única y especial que ha dado como fruto un ser humano?

Estos árboles parece que estén diciendo… aquí estás!!! toda la naturaleza se ha puesto a tu servicio para que nazcas… al menos esa es la impresión que me da al verla y por eso la tomé así… es algo parecido a lo que vería un recién nacido en la antiguedad. Éstos árboles parece que te hablan, que te muestran algo… un regalo, la luz, la vida.

Según el efecto mariposa, si ese animal del que provienes tú y otros seres humanos hubiera sido devorado por un pájaro prehistórico tú no estarías aquí. Y hasta el mundo entero sería diferente ¿Es cierto? ¿Habrían sucedido otras circunstancias para que otro animal se hubiera apareado con esa hembra dando lugar de nuevo a ese camino hasta llegar a tí? ¿Es tu destino estar aquí?, ¿ahora?

Y tal como se aprecia en esta fotografía, muchos antepasados nuestros son comunes (como si se fundieran las ramas).

Hay que asumir que muchos somos parientes lejanos así que todos somos una comunidad, no somos tan diferentes unos de los otros. Todos provenimos de un grupo reducido de supervivientes, todos tenemos la misma sangre.

Así es el árbol de la vida, un conjunto de circunstancias que hacen que estemos vivos.

Aprovechemos ese regalo.

Dedicado a mis antepasados que nunca conoceré, gracias por haber existido y permitir que pueda escribir este post.