Archivo mensual: mayo 2012

Fotocrítica 3: DESCANSO MERECIDO

Hoy quiero analizar esta foto que llamo “Descanso merecido”

Cuando uno hace fotos quiere transmitir cosas.

Cosas que son lejanas en el tiempo o en la distancia del espectador pero que con la fotografía puedo acercarte a ti para que sientas algo parecido a lo que percibí en aquel instante.

En este caso la foto va de soledad.  De la vida dura que tienen algunas personas.  De la desesperación.  De no tener alternativas o al menos de ser poco esperanzadoras. De todo eso y de algo más que estará en los ojos del espectador.

Empecemos por el principio.

“Descanso Merecido” se hizo en un lugar que posiblemente no recuerde jamás entre el desierto de Marruecos y la costa Oeste. En una parada para comer tras un viaje en navidades observé cómo los hombres que estaban en la paradas de venta ambulante se disponían a echar la siesta tras un duro día.  Duro no por el trabajo en sí, sino por las condiciones de soledad, calor y hastío tras una jornada calcada a la anterior… y a la anterior… y a la anterior…

Para no molestar al señor me dispuse a fotografiar sus pies parapetándome tras una columna.  La foto original está hecha en formato vertical pero tras observarla la recorté en formato horizontal.  La horizontalidad en las fotos otorga un aire más estable que concuerda con lo que quiero transmitir con ella. Una persona descansando se representa mejor en formato horizontal.  Las sombras también apuntan en la misma dirección por lo que disparé en vertical pero preferí recortar la foto en formato 2:1 prácticamente.  Esta es la foto original (el raw sin procesar, tal cual sale de la cámara)

La “gracia” de tener una cámara Full Frame (formato completo) de 24mpx es que puedes recortar una quinta parte de la foto y aún tener imagen para poder procesar con una calidad alta.

El diafragma y velocidad importan poco porque el sujeto principal se muestra evidente y no está determinado por la mayor o menor nitidez del sujeto. No era una foto complicada por lo que los datos son 1/1600s a f/2,8.  Quizá podría haber cerrado un poco más el diafragma para no usar una velocidad tan elevada pero así minimizas la posibilidad de que la foto salga movida y si el objetivo tiene una apertura máxima de f/2,8 ¿porqué no usarla?

La fotografía muestra unos pies desnudos, agrietados, visiblemente castigados por las inclemencias del tiempo, del paso de los años.  Son unos pies anónimos.  No importa de quién sean ya que una de las cosas que quiero transmitir es el anonimato de las miles de personas con las que puedes cruzarte en Marruecos y que tendrán unas vidas anónimas, sumidas en la sombra de quienes no tienen demasiada esperanza en progresar (si es que lo que tenemos nosotros se puede llamar progreso. Pero eso es otro debate).

La luz a aquellas horas (medio día) era dura, durísima, por lo que el contraste entre luces y sombras indica un paralelismo con las condiciones de vida.  Igualmente duras.  Así pues el contenido y el contexto se unen en la misma imagen. La dureza de la luz junto a la desnudez de los pies agrietados pueden indicar que la foto se ha hecho en un país africano a medio día, no en Finlandia o en Nueva York.  Muchas veces la denostada luz dura del medio día puede ayudar en dar información de la foto (aunque tampoco soy partidario de ese tipo de luz, que conste).  La luz viene de arriba, de un sol de justicia.

Dicho contraste entre luces y sombras se ve acentuado por el uso del blanco y negro.  Quiero transmitir contraste con esta foto por lo que el color poco importa. El contraste de líneas o luces y sombras se aprecia más en blanco y negro que en color, de ahí la edición.  Aquí os pongo las dos versiones.  Pienso que la versión en blanco y negro es ligeramente más “dura” y transmite mejor ese momento en medio de un pueblo perdido en Marruecos.

No obstante la foto está virada a un duotono ligeramente amarillo/naranja para asomar que la foto se ha hecho cerca de un desierto o en una zona con ese color cálido propio de esos lugares africanos.  Quiero transmitir algo de calidez en la foto así que unos tonos azules o verdes no ayudarían demasiado.  Es posible que si tu monitor no está calibrado ese ligero color no lo puedas apreciar.  No importa.

Así pues el tema central de la foto es un sujeto anónimo pero a la vez es una situación, un momento en la vida de este sujeto que está descansando y muestra la consecuencia de su dura vida en sus pies.  Para ello centré el sujeto principal en el encuadre cargándome así la mal llamada “regla de los tercios” que no deja de ser una herramienta más que debe ser utilizada cuando sea menester.

Hay también un espacio vacío a la izquierda para jugar con el contraste simbólico donde tras los pies no hay nada hay un escalón hacia la nada, hacia más pobreza y ausencia de alicientes.  Esa masa que atrae la mirada (los pies) creo que casi se compensa con ese escalón que si bien invita al señor a caminar, no hay mucho camino que recorrer.

Que conste que mi experiencia en Marruecos fue positiva.  Mucha gente de allí es más feliz que los que nos rodean teniendo la mitad de la mitad de la mitad de cosas materiales que tenemos.  Allí no tienen cosas, se tienen a sí mismos… y a los demás.

La posición de los pies y el espacio vacío invitan a salir del encuadre y pensar qué puede haber más allá de aquel rincón, aquella pequeña tienda que podía vender cuatro cosas.  El escalón también indica que la tienda está a pie de calle, en Marruecos todo está en la calle.

Alrededor de los pies se asoman varios objetos típicos de Marruecos: la tetera, las telas en venta, algún cachivache pero eso era accesorio en ese momento.  Durante aquel intervalo de tiempo aquel señor no vendía, estaba descansando y lo demás no importaba.

Esto es lo que quiero mostrar con la foto… el anonimato de quién se tira todo el día bajo el sol intentando vender algún artículo a un turista y que irremediablemente tiene que tumbarse para pasar como pueda otra jornada bajo el sol, tras años y años de una vida en la calle que se muestran en su piel.

Quizá algunos piensen lo contrario pero ellos también tienen un puesto en este mundo y tienen su “Descanso Merecido”.

Dedicado a los que trabajan en silencio.


Anuncios

LOVE-EVOL

¿Cuántas veces nos ha pasado que la impresión que tienen los demás de nosotros no coincide con la nuestra?

Pensamos que hemos hecho algo bien y resulta que no.

Pensamos que hemos hecho determinado comentario sin malicia y tiene un fatal efecto en el otro.

Pensamos que somos “perfectos” y evidentemente no lo somos.

Reflejos.

Reflejos de nosotros mismos que vemos en distintos medios, de distintas formas pero que no coincide con nuestra propia imagen, nuestra “auto-imagen”.

Hasta nuestra voz suena diferente al oirla grabada. ¿Ese soy yo?

Hay una canción de Melon Diesel “Hombre en el Espejo” que es muy ilustrativa (aunque con cierto aire malévolo). Si pinchas aquí puedes oirla.

Sin entrar en tanto infortunio es curioso cómo la persona que creemos ser y la persona que otros perciben no son la misma.  Si pudiera pedir deseos (y que se me concediesen, claro) uno de ellos (aunque no el primero por descontado) sería verme desde fuera, verme durante un día cómo me comporto, cómo hablo, cómo soy desde fuera… seguro que me llevaría una sorpresa.

Y aunque pensemos que los reflejos son perfectos no lo son porque no tenemos en cuenta los ojos del que mira, del que interpreta y el que juzga.

Así pues hemos de tener en cuenta siempre que los demás no nos ven como nosotros queremos que nos vean y esto puede aplicarse en positivo, la baja autoestima puede ser (y de hecho suele ser) una falsa penuria. Siempre hay alguien que te quiere y te aprecia, sólo se trata de aceptarlo y de encontrar a esa persona.

Yo, por cierto, he encontrado la mía, quien aprecia lo bueno que hay en mí y quien me muestra mis defectos para aceptarlos.  Gracias P!!!

Aunque no es un tipo de fotografía que me guste mucho, los reflejos pueden guardar magia y buenos momentos.

    

Normalmente el agua nos brindará esa oportunidad para mostrar un reflejo perfecto (esta vez sí).  Si vas a Noruega no te creerás que hay lagos que mágicamente están tan en calma que parecen espejos.  Mas bien espejismos.  Utilizar un filtro polarizador en estos casos puede no ser buena idea porque elimina los reflejos que queremos mostrar, todo se trata de si queremos enseñar el reflejo o lo que está dentro (sigo viendo mágico el efecto del polarizador circular…).  Tengo tantos ejemplos que poner de Noruega que me cuesta elegirlos así que sólo pondré 1. Ve a Noruega y comprenderás lo que digo…

Dedicado a quien sabe ver el lado bueno de la vida…


Baúles en mi desván

A veces puedo hacer varias cosas a la vez… hablar por teléfono mientras miro el correo o pensar en una nueva entrada del blog mientras hago bicicleta.

Pero no llego a todo… a veces me agoto como todos los mortales.  Se me agotan las pilas y empiezo a equivocarme y a olvidarme de las cosas.

Entonces es cuando paro. STOP. Y tras respirar hondo me doy un descanso.

Hay días en los que es necesario no hacer NADA. Que en sí mismo es una actividad.  Un momento para el protagonista de mi histora, para mí mismo.

Antes solía dedicar el sábado para mí.  Para no trabajar ni hacer nada, dedicar ese día entero a mis hobbies, descansar, dormir y sobretodo pasear y disfrutar de lo que es cargar pilas. Ese día no había limpieza. No había horarios, sólo había la voluntad del azar.

Espacios vacíos.

Baúles en mi mente.

Baúles vacíos aparentemente.  Llenos de espacio personal donde crecer, donde llenarlos de mí, de lo que quiero ser y de lo que no quiero ser.

Y sí, no hacer nada es hacer algo, es descanso, como en el deporte donde el descanso sirve para que el músculo crezca y se adapte a lo que tiene que venir…

Por eso en esos momentos disfruto de libros de Osho, de música de Brian Eno, Sigur Rós o Olafur Arnalds (podéis disfrutar de maravillosos ejemplos pinchando en estos artistas).

Ese descanso es necesario que sea respetado por tus allegados, pareja, hijos, etc. y por tí mismo.  Dedícate un momento al día, unas horas para tí, para no hacer nada y llenarte de energía que fluye de la música y siente la naturaleza en tu piel.

No seamos cabezones, no podemos hacerlo todo y bien.  Somos imperfectos y hemos de vivir con ello.

Disfrutemos de esos espacios vacíos…

En composición fotográfica también existen los espacios vacíos…

Al componer buscamos compensar las masas visuales con elementos que contrarresten la fuerza creada por el motivo principal.  Pero a veces un espacio vacío puede ser un elemento por sí mismo y con mucha fuerza. No hace falta llenar el encuadre de cosas, un espacio vacío puede ser protagonista al querer darle importancia: un cielo, el mar, una pared, una masa borrosa de nubes o hierba… Si la disposición de los elementos está estudiada una masa vacía puede co-protagonizar tu historia, tu momento.

  

Si lo que quiero mostrar es la desnudez de la superficie o el contraste de los árboles con la niebla donde ya no hay elementos visibles, donde quiero que te sientas invadido por esa niebla que yo ví y te imagines en ese momento y en ese lugar he de mostrar ese espacio.

O si quiero que veas el contraste del sol que se pone con el mar, con la tranquilidad intentando transmitir esa paz que se siente en esa hora mágica he de incluir ese vacío que te pueda llegar a la mente y al corazón mostrando esa paz y tranquilidad que siento en dichos escenarios naturales.

  

Ese espacio vacío hay que incluirlo con inteligencia, no se trata de dejar una parte del encuadre sin nada, repito, el espacio “vacío” es un elemento compositivo importante y ha de notarse que lo incluyes a propósito.  ¿Cómo expresar la inmensidad del desierto? Mostrando un pequeño elemento y dejando un gran espacio que diga “excepto ese árbol” allí no había nada más que arena y cielo.

Dedicado al vermut de los sábados


Weekly Photo Challenge: Hands

Ale, esta es mi primera participación en esta especie de reto donde cada semana se propone un tema para colgar fotos al respecto.

Esta semana: manos…

Estas son las manos de Mohamed, un guía/camellero (más bien lo segundo) con el que pasamos el fin de año en el desierto de Marruecos estas pasadas navidades. La primera vez que le di la mano me dio la impresión de haberle dado la mano a un animal.  Tenía las manos acartonadas de trabajar con las mismas: usar cuerdas, mantas, tratar con los camellos, cortar leña, hacer fuego, todo con sus manos desnudas las cuales prácticamente habían perdido la sensibilidad.  Eso sí, curiosamente habilidosas al 100%, algo que nos falta en occidente.  Somos muy mentales pero no sabemos trabajar con las manos.

 

Dedicado a la gente sencilla del desierto.


El ser ¿humano?

Aunque no haya ejercido nunca soy licenciado en psicología… y durante la carrera vi cosas asombrosas del ser humano y sus circunstancias y hay una que siempre me interesó bastante y son los mecanismos de defensa.

Estrategias, artimañas, artefactos mentales que tenemos (heredados en nuestro ADN durante miles de generaciones) que nos hacen escapar de un dolor, de un problema mediante distintas herramientas.

No se trata aquí de hacer un copia y pega de cualquier página de psicología, wikipedia o el DSM-IV (cuando yo estudiaba iban por el cuatro, no se si ya está publicado el cinco).

Pero es curioso como todos aplicamos esos mecanismos de defensa para protegernos, para eludir responsabilidades y ahora, con la que está cayendo en nuestro pais, en nuestro mundo donde el MALDITO DINERO está pudriendo valores y la humanidad misma, lo vemos en nuestras actitudes y en nuestros políticos.  Nuestros porque no tenemos más remedio… yo (no se si hago bien o mal) llevo unas pocas elecciones sin votar… no quiero elegir entre los super mentirosos, los mentirosos y los mentirosillos… (eso es otro debate ¿no?).

Así pues cuando vemos determinadas reacciones como que un determinado partido político niega una crisis evidente (negación), el otro que firma recortes dolorosos sin el menor sentimiento de culpa porque son impuestos desde Europa o España (disociación), etc… observamos estos mecanismos de defensa para proteger, en este caso a los partidos políticos, de no caer en desgracia y tener que dimitir por lo cruel, despiadado e inmoral de su comportamiento.  Son mecanismos quizá no tan automáticos porque son premeditados pero que obedecen a las mismas reglas que los que puede tener una persona en su dolor al romper en su relación o al tener un episodio de estrés post-traumático tras la pérdida de un familiar, por ejemplo.

¿Que tiene que ver esto con la fotografía?  Pues yo también me lo pregunto…

Vale, la verdad es que siempre me ha resultado curiosa una mágica asociación de naturalezas entre el agua y las plantas.  Cómo las plantas se las ingenian para abastecerse del preciado líquido elemento.  No es un mecanismo de defensa sino un mecanismo de supervivencia pero tenía que enlazarlo de algún modo  😉

    

Es fascinante como la impermeabilidad de algunas plantas, los pelos que enganchan gotas para canalizarlas a donde ellas quieran hace que esa maravilla que es una planta, una hoja pueda alimentarse y sobrevivir…

Unos utilizan mecanismos para la perversión.  Otros utilizan mecanismos para vivir en paz con el universo.

Una entrada un poco rebuscada pero al fin y al cabo todo está entrelazado ¿no?.

Dedicado a las estrategias imaginativas y esperanzadoras del 15-M.


Liebster Blog

Internet es promoción, es reconocimiento, es expresión… y con ello se ha creado Liebster Blog, una especie de reconocimiento en cadena para aquellos 5 blogs que (de momento) no tenemos 200 visitas así que Coffe Time With Claudia (un simpatiquísimo blog con un buen rollo impresionante) me ha honrado con una de sus 5 blogs preferidos para que quien quiera me visite.

Un honor Claudia que me hayas elegido como uno de tus 5 blogs favoritos… ayyyyy que gusto da la buena gente.

Una genial idea y  no voy a ser menos y no romperé la cadena… aunque puede llegar a costar encontrar blogs con pocas entradas hoy en día cualquiera con un conocimiento en informática se lo monta para que su blog esté en los principales puestos en google… pagant sant Pere canta como decimos en Catalunya… (pagando San Pedro canta).

Así que yo elijo….. ay que nerviosssssss….. aunque cuesta elegirlos si tienen menos de 200 visitas, repito, jo…

Lógica Ecológica: un excelentísimo blog lleno de información sabia sobre alimentación, hábitos saludables, consejos sobre la vida, datos y datos sobre cómo convertirnos en mejor personas del mejor modo posible.

Bitákora de Samka: cuentos preciosos para contar a los más pequeños (y no tan pequeños).

Que ahorrador: con la que está cayendo no viene mal consejos para poder ahorrar en nuestras compras, conseguir cupones y consejos varios.

Cartas a Helena: un conmovedor blog de un amigo que perdió su hija con pocos meses de edad.  Le escribe cartas que nunca leerá pero que allá donde esté sentirá, seguro.

Piensa en Rosa Hoy: una referencia a la biodanza (en honor a mi novia).  Técnica terapéutica, de crecimiento personal que relaciona la danza, las emociones, la salud, todo en uno, investigad!!!!

Espero haber acertado… aunque mi mundo es la fotografía quiero poner otras cosas para que descubramos otros mundos….

Gracias por elegirme y suerte a los elegidos!!!

Quiero añadir a Angel Sotelo que aunque no cumpla las visitas máximas (porque tiene muchas más) siempre comenta mis entradas y le estoy agradecido… Angel dirige un blog muy sentido, minimalista y lleno de instantáneas delicadas hecha con su cámara analógica de formato medio, algo en vías de extinción.

Dedicado a los favores en cadena


A flor de piel

Tengo un pésimo sentido del olfato.

Cada vez me cuesta más entender las frecuencias de la voz humana.

Pero sigo teniendo una gran capacidad de imaginarme qué se siente al tocar determinada superficie aún sin hacerlo directamente.

Me cuesta imaginar cómo huelen las hojas secas en otoño pero puedo imaginar perfectamente lo que se siente al triturarlas con las manos tras recogerlas del suelo. Se lo que sentiría al tocar un sofá de piel, un kiwi o el tacto de la cabeza de un bebé.

Texturas

Superficies de infinitas formas que provocan sensaciones.

Aún tengo en mi memoria sensorial el tacto de la barba de mi padre antes de afeitarse. La suavidad a pesar de las arrugas de las manos de mi abuela o la tersura de la barriga de mi sobrina al hacerle pedorretas. Puedo sentir qué recorrería por mi cuerpo al rayar con las uñas una pizarra y erizárseme el vello al imaginármelo, rascar con los nudillos una pared con gotelé o el frescor del blandi blub con el que jugábamos de pequeños.

Las superficies me traen recuerdos, me llevan a lugares y espacios lejanos donde esa determinada textura tenía una importancia en mi infancia.  El tamaño y tacto del borrador de las pizarras en clase, las piezas del exin castillos o la tensión de la rueda de una máquina de coser Singer.  Cierro los ojos y soy capaz de sentirlo.

Reconozco que quizá tenga esa predilección porque me encanta pringarme.  Ensuciarme de grasa si limpio una bici o amasar pasta fresca para mi mujer.  El contacto con sustancias, temperaturas y consistencias me transmite sensaciones de todo tipo: placenteras, repulsivas o curiosas. No me importa ensuciarme, la asepsia es innatural así que tocar es divertido e instructivo.

En fotografía entiendo que hay dos tipos de texturas: las “verdaderas” y las “creadas”.

Las texturas verdaderas son las que podemos tocar, sentir, percibir y fotografiar, por supuesto. Podemos captar estas texturas básicamente de dos formas.  Frontalmente y lateralmente.

Si quieres captar el color, las formas, los patrones visuales has de captar el motivo de frente, con luz frontal que enfatiza los colores.  Las focales angulares deforman mucho la escena por lo que, a pesar de ser patrones abstractos, no queda especialmente bien.  Mejor usar focales a partir de 35 o 40 mm.

      

Si lo que quieres es mostrar el relieve de la superficie, enseñar sus recovecos y estructura siempre se captará mejor desde un lateral con la luz también en un determinado ángulo donde lo que importa no es el color sino las formas.  Un objetivo macro siempre mostrará los detalles en mayor medida en objetos minúsculos como es evidente en un objetivo de tales características. Habrá que usar aperturas pequeñas para tener mayor profundidad de campo y enseñar más superficie enfocada.

      

Y como decía antes, en fotografía podemos crear texturas o aplicarlas a las fotos que queramos dándole un aspecto irreal, mágico, extraño pero bello.  De una textura que tengamos (cogeré 2 de las que he puesto arriba) y un motivo que nos agrade como esta rosa:

podemos, mediante técnicas muy sencillas de photoshop crear una postal personal:

La he hecho rápido para mostrar resultados que pueden ser creados de material que tenemos a mano… te pueden gustar o no pero son fotos con texturas propias, inventadas que podemos imaginar en papel, como un graffiti o pinturas en cualquier piedra.

Si alguien está interesado en saber cómo se hacen este tipo de fotos puede buscar por internet o si unas cuantas personas me lo piden puedo hacer una entrada con un mini tutorial.

Dedicado a los recuerdos de la infancia que quedan para siempre


Fotocrítica 2: GENERACIONES

Hoy me gustaría analizar una foto que llamo GENERACIONES

Dicha foto me provoca una doble sensación:

-por un lado no es una de las fotos que me gusta hacer, no es mi estilo, mi temática y ni si quiera está formalmente bien realizada (con la falta de necesidad a veces de que la foto sea formalmente perfecta).

-por otro lado me provoca una sensación curiosa porque me gusta… no se que tiene pero me gusta… y sí, mírala detenidamente porque “no tiene nada” pero cuando la hice y la vi en el LCD de la cámara y posteriormente en el ordenador me llevó directamente a la foto ganadora del World Press Photo del 2009 Pietro Masturzo:

http://www.archive.worldpressphoto.org/search/layout/result/indeling/

detailwpp/form/wpp/q/ishoofdafbeelding/true/trefwoord/year/2009

Cuando vi por primera vez la imagen pensé si era digna de ganar el prestigioso concurso y tras verla y verla, analizarla y volverla a analizar pensé que porqué no podía ser digna de ser ganadora… Es una foto que dice más que lo que cuenta, que encierra más que muestra y que tiene un misterio que cuesta ver pero existe.  Es como un disco de Radiohead o la primera cerveza, cuesta de digerir pero cada día que pasa te gusta más.

Y como me gustaba quise darle a mi foto la estética (o aproximarme) de la excelente foto ganadora.

No voy a entrar en el procesamiento del raw original y cómo llegué a el resultado final porque no es el objetivo de la entrada pero espero haber acertado mínimamente en mi homenaje a la apariencia de la foto “madre” de la cual me inspiré.  Como puedes comprobar no hay mucha diferencia entre la original y la final, tan sólo tratamiento de color y algo de viñeteado (oscurecimiento de los bordes).

Dicha imagen me gusta mucho y está entre mis favoritas más por lo que me transmite que por aspectos compositivos (que como he dicho antes no son nada perfectos ni pretendidos).

Se hizo en Marruecos, en un punto indeterminado que jamás sabré entre Marrakech y el desierto con la frontera de Argelia.

En ella se ven dos figuras humanas femeninas, casi seguro que una madre y una hija que volvían del colegio (se hizo a media tarde, durante la salida de clase de los niños).

La llamo “generaciones” porque son 2 generaciones diferentes no tan solo por ser madre e hija (permitidme que apropie la certeza de que eran madre e hija, quizá eran hermanas o una vecina que ayudaba a la madre, da igual) sino por ser también 2 personas alejadas varios años en sus ropajes, en su cultura, en su esperanza, en su visión del futuro.  Espero que cambie la realidad que acompaña a las niñas marroquies que cuando crecen se convierten en herramientas, en meros instrumentos al servicio del hombre.

Las mujeres en Marruecos llevan la carga de la casa, trabajan, cuidan de sus hijos, de su marido, de ellas y lo hacen muy duro, hasta un punto que a los que vivimos al otro lado del mediterráneo nos sorprende, nos extraña y muchas veces nos irrita (aunque hay que ser cautos con valorar otras culturas con el celofán de colores en nuestros ojos pensando que nuestra cultura es la mejor).

La persona adulta se la ve cabizbaja, casi arrastrándose y a la niña se la puede adivinar más dicharachera, al menos los que hemos estado en Marruecos hemos podido comprobar la vitalidad de los niños marroquíes.

La gran masa negra atrae la atención, más que si fuese un elemento claro, es brutalmente negro e intimidatorio pese al elemento de color que tiene (las mujeres marroquíes son muy coquetas y saben adornarse tanto o más que las occidentales).

La vista se va enseguida a la cabeza de la mujer (mostrando que la “regla de los tercios” muchas veces no funciona si es que existe) y la posición agachada añade algo más de sensación.

Lo segundo que pretendo que veas al mirar la foto es la niña que pese a ser más clara que la mujer pienso que es la segunda en necesitar de la atención del espectador.

Y por último quería mostrar a dónde se dirigían las dos personas, qué tipo de futuro les espera, a la mujer adulta y a la niña, qué suerte de destino les espera más allá del día a día y de la supervivencia

Como puedes ver, pretendo mostrar qué papel en la historia pueden tener esa madre vestida de negro impoluto, oculta su cabeza y rostro y con voz dormida, oculta y silenciosa que recoge a su hija del colegio y que la acompaña a un futuro incierto, a la incógnita de si esa pequeña podrá hacerse un hueco y ganarse la vida mejor que su madre.

Un viñeteado ligero enfatiza el contraste entre la mujer y el fondo haciendo más notable su presencia.

Espero que les vaya bien.

Dedicado al trabajo sordo que realizan millones de mujeres en el mundo.


Cardo Borriquero

Hoy toca entrada rapidita, tengo un mes de mayo algo liado.

 

Siempre se ha dicho que una persona que es un cardo borriquero es una persona fea, desagradable, poco digna de ver…

Pero un cardo borriquero puede ser (y ES) una planta preciosa, extraña, cambiante que tras su inicial hermosura cambia y se degrada, cómo no, como todos…

En sus primeros estados tiene un color (de entre las variaciones que puede tener) mágico… este color malva, lila, no se definirlo (uniéndome al populacho masculino que tiene dificultades para nombrar colores) es como irreal, como fosforescente, especial ¿no crees? Los hay más rojos, anaranjados… siempre con colores maravillosos.

Así pues todas las personas en mayor o menor medida tenemos partes excelentes, dignas de ser admiradas y de ser aprovechadas para querernos, para aprender, para disfrutar de ese aspecto que nos diferencia dentro de la maraña del puzzle que somos. Si profundizamos (y queremos profundizar) encontraremos en nuestros semejantes pequeños planetas de belleza dentro del universo que somos.

Si alguna vez te dicen que eres un cardo borriquero alégrate porque no te están insultando aunque esa sea su intención.

Con un objetivo con una distancia mínima de enfoque lo suficientemente corta o mejor con un objetivo macro podemos acercarnos a los cardos o cualquier otra planta observar ese mundo en miniatura que es precioso y que encierra maravillas.

y encuadrando de distinta forma enfatizar esa dimensión al mostrar cómo las pequeñas partes tienen una dirección que quiere alcanzar la luz, el agua o porqué no, llegar a tí.

    

Dedicado a la cara oculta de la luna que es igual de hermosa que la visible