Baúles en mi desván


A veces puedo hacer varias cosas a la vez… hablar por teléfono mientras miro el correo o pensar en una nueva entrada del blog mientras hago bicicleta.

Pero no llego a todo… a veces me agoto como todos los mortales.  Se me agotan las pilas y empiezo a equivocarme y a olvidarme de las cosas.

Entonces es cuando paro. STOP. Y tras respirar hondo me doy un descanso.

Hay días en los que es necesario no hacer NADA. Que en sí mismo es una actividad.  Un momento para el protagonista de mi histora, para mí mismo.

Antes solía dedicar el sábado para mí.  Para no trabajar ni hacer nada, dedicar ese día entero a mis hobbies, descansar, dormir y sobretodo pasear y disfrutar de lo que es cargar pilas. Ese día no había limpieza. No había horarios, sólo había la voluntad del azar.

Espacios vacíos.

Baúles en mi mente.

Baúles vacíos aparentemente.  Llenos de espacio personal donde crecer, donde llenarlos de mí, de lo que quiero ser y de lo que no quiero ser.

Y sí, no hacer nada es hacer algo, es descanso, como en el deporte donde el descanso sirve para que el músculo crezca y se adapte a lo que tiene que venir…

Por eso en esos momentos disfruto de libros de Osho, de música de Brian Eno, Sigur Rós o Olafur Arnalds (podéis disfrutar de maravillosos ejemplos pinchando en estos artistas).

Ese descanso es necesario que sea respetado por tus allegados, pareja, hijos, etc. y por tí mismo.  Dedícate un momento al día, unas horas para tí, para no hacer nada y llenarte de energía que fluye de la música y siente la naturaleza en tu piel.

No seamos cabezones, no podemos hacerlo todo y bien.  Somos imperfectos y hemos de vivir con ello.

Disfrutemos de esos espacios vacíos…

En composición fotográfica también existen los espacios vacíos…

Al componer buscamos compensar las masas visuales con elementos que contrarresten la fuerza creada por el motivo principal.  Pero a veces un espacio vacío puede ser un elemento por sí mismo y con mucha fuerza. No hace falta llenar el encuadre de cosas, un espacio vacío puede ser protagonista al querer darle importancia: un cielo, el mar, una pared, una masa borrosa de nubes o hierba… Si la disposición de los elementos está estudiada una masa vacía puede co-protagonizar tu historia, tu momento.

  

Si lo que quiero mostrar es la desnudez de la superficie o el contraste de los árboles con la niebla donde ya no hay elementos visibles, donde quiero que te sientas invadido por esa niebla que yo ví y te imagines en ese momento y en ese lugar he de mostrar ese espacio.

O si quiero que veas el contraste del sol que se pone con el mar, con la tranquilidad intentando transmitir esa paz que se siente en esa hora mágica he de incluir ese vacío que te pueda llegar a la mente y al corazón mostrando esa paz y tranquilidad que siento en dichos escenarios naturales.

  

Ese espacio vacío hay que incluirlo con inteligencia, no se trata de dejar una parte del encuadre sin nada, repito, el espacio “vacío” es un elemento compositivo importante y ha de notarse que lo incluyes a propósito.  ¿Cómo expresar la inmensidad del desierto? Mostrando un pequeño elemento y dejando un gran espacio que diga “excepto ese árbol” allí no había nada más que arena y cielo.

Dedicado al vermut de los sábados

Acerca de mapsico

Fotógrafo autodidacta que espera llegar un día a vivir de la fotografía. Si estás interesado en mi trabajo ponte en contacto conmigo 646-65-99-54 mapsico2002@hotmail.com maferfoto@gmail.com Ver todas las entradas de mapsico

3 responses to “Baúles en mi desván

  • ANGEL SOTELO SEGUIN

    como dices no somos perfectos, lo tengo muy asumido, lo que un día me parece casi perfecto otro me doy cuenta de sus imperfecciones pero sigue gustándome igualmente, me gusta, es mas pienso incluso después de terminar un trabajo lo mucho que me puede gustar pero al mismo tiempo donde se encontrara ese lado imperfecto si no logro encontrarlo, con el tiempo pienso que cuando nos dedicamos mucho y volcamos todo nuestro esfuerzo ante un proyecto, nuestra mente puede jugarnos malas pasadas y no dejarnos ver las imperfecciones, correcciones posibles, se requiere siempre de otras visiones que nos abran los ojos y logren poner ciertas cosas en su sitio, claro que duelen pero lo importante es ser flexible y aceptar de buen grado las palabras. Seguramente estaré confundido pero como digo es una imperfección mía…
    Necesito esos tiempos muertos, tiempos de reflexión, de compartir con los que te rodean, de aclarar y descansar nuestra mirada y mente, como esos espacios vacíos que todos necesitamos y agradecemos. Una reflexión y una verdad. Me gusta jugar con esos espacios vacíos, cada día y cada toma me doy cuenta de lo importante que puede ser para ciertas fotografías, como siempre solo puedo confirmar todo lo que dices, como siempre el circulo lo cierras y poco mas se puede aportar que no tengas dicho, solo queda un espacio dentro, el cual cada uno de nosotros podemos terminar de pintar.

    saludiños y buen día de descanso… (hoy lunes)

  • Coffee time with Claudia

    Muy buenooooo!!! Gracias por compartirlo, estoy creciendo más con tus post😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: