Archivo mensual: junio 2012

It’s Evolution, Baby!

Fleming descubrió la penicilina en 1928.

Los egipcios y los chinos inventaron algo parecido al papel.

El aire acondicionado se inventó en el 1911, en 1938 el bolígrafo y el teflón.

Pero la pregunta es: como especie humana, ¿hemos evolucionado?

Tal como dice la canción de pearl jam do the evolution:

“Admírame, admira mi casa.

Admira mi hijo, es un clon.”

Y sobretodo una frase al principio: “estoy en paz con mi lujuria”

¿Os hace pensar?

Si observamos esta foto de un momento de una canción de U2 de la gira PopMart:

¿De verdad pensamos que ESTO es evolución? ¿Comprar es evolución?

Tener un movil de última generación para saber por donde corremos y las calorías que hemos gastado… (como si no lo supiéramos).

Hipotecarnos hasta las cejas porque de repente nuestra casa “se nos ha quedado pequeña” (que pasa, ¿que mutamos a ballenatos y necesitamos 1000m2 de repente?).

Tenemos 30 pares de zapatos porque cada uno pega con cada uno de los 30 vestidos que tenemos (como si hubiera por la calle un jurado popular con cartelones puntuando constantemente nuestra capacidad de conjuntar colores).

¿Para eso hemos evolucionado?

Para (como dice la canción de Pearl Jam) ¿sentirnos en paz con nuestra lujuria?

Preguntad a vuestros hijos (yo de momento no tengo) cómo es la planta de la patata.  Qué árbol es el que tienen en su barrio o cómo se ordeña una vaca.

Me temo que se qué responderán… NADA.

¿Hemos evolucionado para mandar what’s upp de esos todo el día?

¿Hemos evolucionado para tener cochazos que contaminan el ambiente y emiten partículas que provocan cáncer?

¿Hemos evolucionado para saber la vida y milagros de la famosilla de turno? ¿Para eso sirve la tele?

Y sobretodo: ¿hemos evolucionado para poder ganar dinero y sorprendentemente guardarlo como si tuviésemos asegurado el mañana?

¿Para eso sirve el dinero?

¿Yo madrugo o trabajo de noche para ganar dinero y resulta que lo tiene el banco?

Comemos salchichón barato y yogures de 10 céntimos mientras tenemos miles de euros en el banco y hay gente que pasa hambre en el mundo.

DEMENCIAL

Como fotógrafos también evolucionamos pero en este caso normalmente siempre a mejor… los años, la experiencia, miles y miles de fotos hacen que poco a poco los errores disminuyan y crezcan los aciertos.  De resultados miserables pasamos a aceptables, a buenos y poco a poco vamos obteniendo mejores resultados…

Ésta es una de mis primeras fotos con mi por entonces recién estrenada Sony alpha 100, tiene el número 265 así que fue una de las primeras 300 fotos

El cielo quemado… las sombras sin detalle, los árboles cortados, un encuadre y composición horrorosos, una foto de pena… pero fue una de tantas que me ayudaron a saber lo que no tenia que hacer… a aprender de mis errores y EVOLUCIONAR para mejor, para hacer las cosas mejor el próximo disparo, y el siguiente… y el siguiente…

Ésta es la última que he subido al flickr, creo que está mejor (aunque no es de mis favoritas, tengo que decirlo):

Así pues evolucionemos pero para mejor, para mejorar la relación entre nosotros y hacer las cosas mejor y sobretodo (para los padres): no convirtamos nuestros hijos en nuestros clones, en la solución a nuestra fustración.

Dedicado al profesor Arcadi Oliveres


Shhhhh, ¡¡¡¡Sorpresa!!!!

Mi mujer sabe que me gusta mucho dar sorpresas… Me gusta mucho hacer regalos hechos con mis manos, nada de regalar una tablet, un perfume o un libro (que también lo hago).

Pero me gusta preparar sorpresas para cuando llegue a casa se divierta.  Le he hecho de todo: llenar la casa de post-it, de globos con mensajes, de flores, de juegos donde tenía que ir adivinando la próxima pista, le he colgado decenas de fotos colgadas de hilos elásticos, de fotos mías en posiciones un tanto inconfesables (nada del otro mundo) puestas con imanes, de regalos escondidos en sitios inesperados, de banderas tipo tibetanas con mensajes para el futuro, fotomontajes, comidas sorpresas, no se… he aprendido a tejer, a hacer pasta fresca, a cocinar, a hacer figuras de barro (con resultados discretísimos) a tantas cosas por lograr algo original que ya e perdido la cuenta.

Y en los aniversarios o cumpleaños siempre, siempre regalo cosas hechas por mí.

Bueno, algún día se me acabará la imaginación pero los fotógrafos creo que tenemos bastante arsenal de recursos ¿no?

Así pues, creo que, aunque lo pase mal porque me meto en berengenales importantes, me gusta mucho hacer regalos.  También recibirlos pero el proceso creativo que es hacer un regalo no se… me atrae.

Y tú:

Soy hombre de retos y eso me lleva a empantanarme más de lo debido pero así es la vida ¿verdad?

Divertirse

Crear

Dar

Recibir

Cuando alguien te regala algo siempre has de estarle agradecido.  Aunque el jersey no te guste o el libro te lo hayas leido.  Ya lo cambiarás pero piensa que esa persona ha ocupado un tiempo de su limitada vida en pensar en tí.  En qué te puede hacer feliz y eso ha de valorarse.

Nunca devuelvo regalos (excepto si me regalan unos zapatos de la talla 40 o un polo de una marca conocida lagartera) porque los regalos no se devuelven, se aceptan , se agradecen y se disfrutan.  Al menos es mi opinión, que para eso gestiono yo el blog, je… 😉

Así que como fotógrafo ¿qué os puedo regalar? Al no tener negocio montado no puedo ofrecer nada que no sea una cosa: un fondo de pantalla por ejemplo.

Vaaale, fondos de pantalla tenéis a millones en internet y cada uno tendrá sus gustos pero es lo que os puedo ofrecer.  Pensad que voy a tardar unos minutos para decidir qué fotos os regalo y cambiar los tamaños para las diferentes pantallas.  Sois libres de ponerlos o no.  Posiblemente no los pongáis y creo que tenéis razón, cada uno tiene el fondo que más le gusta pero como dicen: la intención es lo que cuenta.

Un par de fotos a varias resoluciones. Una de mi querida y añorada Islandia, pais donde conocí a mi mujer así que pese a que perdí casi todas las fotos que hice en el primer viaje pude recuperar algunas.

1920×1200

1600×900

1024×768 (sí, aún hay gente con monitores casi cuadrados, je, je)

Y otra de Marruecos, concretamente en Essaouira, un pais completamente diferente de Islandia pero no carente de mucho atractivo. Un viaje de contacto personal.

1920×1280

1600×900

1024×768

Dedicado a pincha aquí


Weekly Photo Challenge: Friendship

Esta semana el Weekly Photo Challenge va de amistad… y hasta ahora (tampoco he visto todas las entradas) sólo he visto amistad entre personas y digo yo…¿ los animales son “amigos” entre sí? o ¿símplemente se unen por conveniencia o interés?… no se.. si algún día me reencarno en animal ya os lo diré (aunque no se cómo lo escribiré 😉 ).

Pues esta es mi foto para el challenge…

 

Dedicado a la amista desinteresada e incondicional de los animales…


El Increíble Hulk

No me gustan mucho los cómics, la verdad… pero era un título llamativo y peculiar.

El increíble Hulk cambiaba totalmente cuando se enfadaba, cuando lo sacaban de sus casillas.

Pero los cambios no son malos, son sorprendentes, traumáticos e inesperados, cierto.  Pero normalmente nos molestan porque nos sacan de nuestra zona de confort, de nuestra zona de seguridad en la que nos encontramos la mar de agusto, donde todo está bajo nuestro dominio.

Los cambios suponen siempre una mejoría, un aprendizaje, una forma de conocer nuevos horizontes.  Aunque no lo parezca un cambio implica una nuevo esquema mental, una nueva forma de posicionarte ante las cosas.

De ahí que a muchos nos guste viajar.  Cuando uno se planta en un aeropuerto desconocido, rodeado de otras costumbres, letreros incomprensibles y envuelto en olores, sonidos y estímulos nuevos uno poco a poco los va haciendo suyos e incorporando al arsenal de conocimiento que tenemos.

Los pequeños huecos que tenemos en nuestra cabeza (como un disco duro fragmentado) se llenan de información extraída de esos momentos, de cuando tu pareja te lleva a un restaurante nuevo, te hace caminar por una calle diferente a la habitual o sobretodo, te vienen cambios de verdad en la vida.

Tener un hijo… la muerte de un ser querido… quedarse en paro o cambiar de trabajo… una enfermedad… un gasto inesperado… pintar la casa… un accidente de coche… todo, absolutamente todo te hace “mejorar” porque te enseña cosas.

Como decían por ahí (no recuerdo de quién es la cita): si haces siempre las mismas cosas de la misma manera llegarás a los mismos sitios.

En fotografía el cambio es vital, es la clave (para mí) de poder recoger un fragmento de la eternidad y cambiarlo para que transmita algo, para mostrar esa otra realidad que aunque sea chocante te enseña cosas: elementos escondidos, colores nuevos, movimiento sutiles de la naturaleza…

Hoy no pongo fotos: he colgado un par de videos en youtube (con el imovie aunque reconozco que echo de menos el Sony Vegas) que muestran el cambio de una foto sin revelar recién sacada de la cámara, con retoque cero y en formato raw (imprescindible) y cómo con lightroom y la ayuda de photoshop podemos “cambiar” esa realidad.  Lo entrecomillo porque no añado ni quito elementos, sólo acentúo los que me interesa y hago cambios sutiles pero efectivos.  Porqué una casa ha de ser roja si quiero que sea naranja? con una mano de pintura podría hacerlo de verdad pero puedo hacerlo en el “laboratorio fotográfico” y obtener el mismo resultado sin peligro de accidente doméstico.

No son perfectos, no estoy muy puesto en colgar videos así que intentaré mejorar!!

Dedicado a lo que aprendemos día a día.