Archivo de la etiqueta: noruega

Nice to Meet You

Siempre me ha parecido curiosa la teoría de los 6 grados de separación.

Entre 2 personas cualesquiera no hay más de 5 o 6 por en medio que pueden conectar dichos sujetos.  La teoría que podéis encontrar en la wikipedia creo que tiene un fallo pero no es cuestión de entrar en el detalle.

Pero hay más conexiones que las meramente personales…

Hay conexiones entre las personas y la naturaleza, entre las personas y los animales, entre las personas y la Tierra…

Todos estamos conectados con todos y con TODO.

Constantemente y de forma casi infinita estamos provocando el efecto mariposa.

Así pues éste gran organismo que es la tierra nos muestra, a través de teorías o de hechos, que todo está conectado de forma más evidente de lo que nos imaginamos (o nos queremos imaginar).

La tierra nos está avisando. La crisis de valores (que no económica o financiera) que nos atenaza no está producida por el azar o la casualidad.  Estamos acelerando los procesos naturales de la tierra y somos como la pulga que toca las narices al perro… al final de una rascada el perro se la quita de encima.

Ésto no se más que una reflexión sobre la certeza que una acción hecha por tí afecta a los que están a tu alrededor y así sucesivamente hasta alcanzar el planeta entero, de ahí sale la inteligencia colectiva, los movimientos de masas, etc…

Y en la naturaleza (y barriendo para casa en la fotografía) podemos observar cómo la naturaleza nos muestra esas divisiones, esos contactos leves, sutiles pero ciertos que nos resultan curiosos porque la naturaleza es fractal y nosotros también, nos guste o no, nos lo creamos o no, lo veamos o no.

  

 

   

 

Dedicado a quienes siembran buenas cosechas entre sus semejantes.

Anuncios

LOVE-EVOL

¿Cuántas veces nos ha pasado que la impresión que tienen los demás de nosotros no coincide con la nuestra?

Pensamos que hemos hecho algo bien y resulta que no.

Pensamos que hemos hecho determinado comentario sin malicia y tiene un fatal efecto en el otro.

Pensamos que somos “perfectos” y evidentemente no lo somos.

Reflejos.

Reflejos de nosotros mismos que vemos en distintos medios, de distintas formas pero que no coincide con nuestra propia imagen, nuestra “auto-imagen”.

Hasta nuestra voz suena diferente al oirla grabada. ¿Ese soy yo?

Hay una canción de Melon Diesel “Hombre en el Espejo” que es muy ilustrativa (aunque con cierto aire malévolo). Si pinchas aquí puedes oirla.

Sin entrar en tanto infortunio es curioso cómo la persona que creemos ser y la persona que otros perciben no son la misma.  Si pudiera pedir deseos (y que se me concediesen, claro) uno de ellos (aunque no el primero por descontado) sería verme desde fuera, verme durante un día cómo me comporto, cómo hablo, cómo soy desde fuera… seguro que me llevaría una sorpresa.

Y aunque pensemos que los reflejos son perfectos no lo son porque no tenemos en cuenta los ojos del que mira, del que interpreta y el que juzga.

Así pues hemos de tener en cuenta siempre que los demás no nos ven como nosotros queremos que nos vean y esto puede aplicarse en positivo, la baja autoestima puede ser (y de hecho suele ser) una falsa penuria. Siempre hay alguien que te quiere y te aprecia, sólo se trata de aceptarlo y de encontrar a esa persona.

Yo, por cierto, he encontrado la mía, quien aprecia lo bueno que hay en mí y quien me muestra mis defectos para aceptarlos.  Gracias P!!!

Aunque no es un tipo de fotografía que me guste mucho, los reflejos pueden guardar magia y buenos momentos.

    

Normalmente el agua nos brindará esa oportunidad para mostrar un reflejo perfecto (esta vez sí).  Si vas a Noruega no te creerás que hay lagos que mágicamente están tan en calma que parecen espejos.  Mas bien espejismos.  Utilizar un filtro polarizador en estos casos puede no ser buena idea porque elimina los reflejos que queremos mostrar, todo se trata de si queremos enseñar el reflejo o lo que está dentro (sigo viendo mágico el efecto del polarizador circular…).  Tengo tantos ejemplos que poner de Noruega que me cuesta elegirlos así que sólo pondré 1. Ve a Noruega y comprenderás lo que digo…

Dedicado a quien sabe ver el lado bueno de la vida…


Ying-Yang

Llevo mucho tiempo sin escribir una entrada.

Este mes de Abril ha sido un poco duro… ha sido un mes de noticias buenas y no tan buenas… de cambios previstos y anulación de planes. De proyecciones malogradas aunque simplemente aplazadas.  Es un poco críptico lo que digo pero mis motivos tengo.

 

CONTRASTES

 

La vida te enseña de diversas formas su forma de actuar. A veces de forma suave. Otras de forma imprevista.  A veces te premia y a veces te castiga. Así es la vida.

 

Contrastes VITALES.

 

Pero todo tiene su parte positiva dentro de lo negativo.  Y no todo lo positivo es totalmente pleno, también hay perjuicios. Las cosas que nos suceden son un tira y afloja.

Esta contradicción (mejor llamarla complemento) es propia de la condición humana, del devenir del tiempo y de lo que nos sucede en cada momento.

Cuando algo malo ocurre algo te enseña.  Te muestra lo que no está bien para que no se repita, para que aprendamos a no caer en los errores, para disfrutar de la próxima vez que suceda algo parecido y aprovechemos ese conocimiento en nuestro interés.

Cuando algo bueno ocurre siempre tiene efectos secundarios.  Aunque no te lo parezca.  Ponme cualquier ejemplo que te mostraré que lleva implícito algún perjuicio.

 

Todo lo que nos ocurre tiene su parte positiva y su parte negativa. Su ying.-yang… (permitidme la apropiación de los conceptos másculino/femenino del ying-yang como positivo/negativo sin asociación entre ambas)

Lo bueno es aprender a identificar cada parte y aprender de ella.  De la parte buena hemos de aprovechar lo que nos brinda.  De la parte mala aprovechar lo que nos enseña.

La vida es contraste, es diferencia de criterios, de posiciones, del cambio del viento o del sol, el día, la noche, el frío, el calor, el invierno, el verano, lo grande, lo pequeño, la calma, la ansiedad, lo joven, lo viejo… todo se basa en contrastes.

 

En fotografía el contraste es vital.

 

Al mirar una fotografía (de la misma forma que miramos una pintura) el ojo se va siempre de forma directa a dos partes:

-la parte más clara

-la parte más contrastada

 

En esta foto en las Islas Lofoten en Noruega el ojo se nos va enseguida a la barca.  No nos fijamos en la caseta verde de la derecha o en las algas.  A pesar del hecho que las montañas ocupan un tamaño mayor la vista va rápidamente a la barca.  Cuanto más lejos te pongas de la foto más acentuado es el efecto.

En estas fotos posiblemente (casi seguro) lo primero que observes sea la bicicleta

Y en esta podría asegurar que lo primero en lo que te has fijado ha sido en las casas.

 

Si piensas que la vista se va a los brillante porque lo he puesto en el centro observa esta foto:

¿No se te va la mirada a la cascada a pesar de estar en un lateral?

En esta foto del interior de una iglesia en Florencia podría asegurar que lo primero que miras es la ventana, su reflejo en el suelo o la claridad de las ventanas de la izquierda pero si te pregunto el número de columnas que hay posiblemente ni te hayas percatado de ello ¿verdad?

 

Pero este post va de contrastes y en fotografía, como he comentado anteriormente nos llama la atención la luz y el contraste, la linea divisoria entre dos mundos, dos estados, dos momentos… y eso nos resulta atrayente.

El contraste entre los elementos como la tierra/cielo, dia/noche, movimiento/estático, frío/cálido, etc… es siempre motivo para fotografiar ya que tiene algo que nos atrae, que nos estimula y que nos invita a fijarnos en esa linea divisoria entre dos mundos, dos estados o dos momentos

     

 

Nada es en sí mismo negativo o positivo pero estos contrastes que te da la naturaleza, el ser humano, la VIDA es coger con amor y aceptación lo bueno de cada revés que nos brinda la vida porque seguro que dentro de esa maldad existe un porqué…

 

Dedicado a… bueno, cuando sepa tu nombre te lo dedicaré