Archivo mensual: agosto 2012

Planeta M.A.

¿Has visto el video Glósoli del grupo Islandés Sigur Rós?.  Si no lo has hecho corre y échale un vistazo, te espero…

 AQUI lo tienes

¿Que tal?

A mí por lo menos me entusiasma.  Me cautiva.  Me hipnotiza.

En 6 minutos han sabido crear un mundo.

Una historia llena de ambigüedades donde una serie de niños son los únicos habitantes del mundo.  NIños de diferentes partes del planeta que se reunen y saltan juntos quizá en algún objetivo común: el de unir los diferentes pueblos.  Ellos no entienden de diferencias. Esa es mi interpretación. Tú tendrás la tuya.

Quizá no te gusten los Sigur Rós.

Pero lo que hay que reconocer es que han creado un mundo propio.  Una estética personal, unos tratamientos del sonido, de la imagen, de las atmósferas únicas.  De hecho, el cantante, Jónsi, ha creado un idioma fonético donde la letra se adapta a voluntad del cantante a las melodias y armonías de la música en completa libertad.

Un ejemplo lo podéis ver en la canción Festival. AQUÍ la podéis escuchar.

Cuando uno avanza en su carrera o experiencia como fotógrafo va aprendiendo a crear.  A construir fotos más que a capturar miles de instantáneas.

Esto no es coleccionismo.

Esto es ARTE.

Los Sigur Rós me enseñaron (además de Islandia, mi país favorito) una realidad alternativa, propia y personal que te llega, te hipnotiza y te transporta.

Ellos son, en una pequeña parte, los responsables de buscar una visión personal allá donde mire.

Gracias a ellos veo magia donde antes no la veía.

Os debo una!!

Así pues, en fotografía uno puede construir realidades diferentes, interpretaciones propias que lo caracterizan y muestran una pincelada de ese mundo que tiene en la mente, en el alma…  A través de técnicas, estilos, trucos (que no atajos) y muuuucho trabajo uno puede llegar a transformar esa realidad que sólo existe en la cabeza de quien la crea. No invento nada, interpreto mi versión de la obra de teatro que es la vida, que es el mundo.

                

Dedicado a Jonsi

Anuncios

Footsteps

He vuelto!! Tras el verano me dispongo a seguir con la vida anterior a las vacaciones que solemos echamos de menos.

Hace años tocaba en un grupo… y cuando íbamos por los bares a tocar en acústico casi siempre caía “Footsteps“, una canción de Pearl Jam (pincha en el título para oirla).

Y pese a que la canción es bastante dura, va sobre despedidas y “borrón y cuenta nueva”, los acontecimientos, los lugares, los sucesos que nos ocurren dejan huella.  Algunas se pierden, como en las playas y otras perduran más como nos contaba Nino, nuestro guía en Lanzarote, varios años si pisas en un campo de ceniza volcánica.

Pero las más importante suelen ser las huellas humanas, aquellas personas que nos marcan de por vida y que nos acompañan, a nuestro lado o invisibles en nuestro entorno.

Nuestros vecinos, conciudadanos, comensales en un restaurante…

Nuestros jefes, empleados, socios…

Nuestros amigos, colegas, compañeros de viaje…

Y sobretodo nuestra familia de primer orden: mujer/hombre, padres e hijos… éstos nos cambian la vida y nos hacen evolucionar, nos hacen caminar juntos  aprendiendo cada día.

Podemos cambiar de casa, de coche, de televisor, de teléfono móvil, de colonia o de marca de cámara fotográfica… pero no podemos cambiar a nuestros hijos, nuestra pareja(vaaaale, la gente se divorcia pero no es agradable y aún así dejan huella ¿no?).

Nuestra familia (y algunos amigos pueden ser incluso más que la familia) nos marcan a fuego día a día, con ese pequeño gesto de un hijo que aprende cada día, con ese gusto oculto que no sabíamos de nuestra mujer o una discusión con la que limpiar la agenda de reproches que tenemos de serie…

Me imagino que los que sois padres podréis darme la razón (espero verlo yo algún día): los que más marcan nuestro camino son los niños, al fin y al cabo son el futuro ¿no?

En fotografía las huellas también me han hecho siempre mucha gracia y aunque no me fascinan sí me gusta observar e intentar adivinar a quién pertenecieron… si pisan fuerte, si pisan débil, si estaban corriendo, si pertenecen a hombre o mujer, a pájaro grande o pequeño, a perro…

    

Dedicado a los maestros que han de enseñarme