Archivo de la etiqueta: blog

Color Me Blind

WHY DO WE DREAM, 

IN BLACK AND WHITE? 

COLOR ME BLIND

Una buena canción de Extreme
Yo tampoco se porqué soñamos en blanco y negro con lo maravilloso que es el mundo en color… supongo que porque ya contamos con esa maravilla en la vida real el cerebro descansa durante la noche y nos deja respirar de ese torbellino de emociones que es el color.
Mirando mis fotografias favoritas en flickr observo una cosa: la mayoría son a color.  Y encima los colores que aparecen son bastante llamativos y de una paleta bastante cocreta: colores pastel, azules, amarillos y naranjas y grises teñidos de ocre.  También tengo que reconocer que últimamente me gustan más las fotos con colores algo más apagados, quizá por estar en una época un tanto especial, en breve llegará la primavera y subiré la saturación de mis fotos…!!

árboles-colores-valencia

Pero hay un tema interesante.  No es lo mismo poner juntos determinada combinación de colores respecto a otra.  Somos seres excepcionales y hay cominaciones que no nos resultan tan agradable.  Mira, es así, llevamos miles de años viendo en tres dimensiones y en color y nos hemos acostumbrado a apreciar como interesante determinada combinación de colores.  Supongo que un coco marrón en medio de una palmera verde puede localizarse mejor, ¿no?
Vamos, que me encanta en color y por ello me he dado cuenta que las fotos en color me atraen más y siendo una opinión personal también hay algo detrás de dicha afirmación.  Una gran foto suele ser una foto o bien con mucho color o bien con una combinación de colores que nos impacta.

colores-marruecos

Es evidente que en la naturaleza no podremos ir con el bote de pintura cambiando el color de los árboles, las nubes o el mar pero siempre podemos seleccionar en el encuadre aquellos elementos que sí tengan una combinación que nos emocione o nos agrade.  O también usar la magia del ordenador para adaptar nuestra foto a la paleta que nos interese:
solo-colores-flecha  solo-colores
En definitiva el mundo del color y su combinación de colores es algo a investigar en nuestra fotografía y podemos utilizar la característica que tenemos grabada en nuestro ADN para apreciar estas combinaciones que son agradables… si investigas un poco en internet y buscas “teoría del color” comprenderás lo que te digo.
Dedicado al azul eléctrico, el color que más me gusta
Anuncios

Me Gusta

facebook_me_gustaComo en facebook hay cosas que me gustan y como no, cosas que no me gustan

no-me-gusta

 

Muchos de mis intereses se mueven por las circunstancias vitales que pueden rodearme, algún capricho, algún aparatejo que se me antoje o un viaje soñado.
Como puse en mi post anterior hay cosas que podemos conseguir gratis y que está en nuestras manos llegar a lograrlo.
Y tal como hago en facebook le doy a me gusta cuando algo me llama… porque tengo algo que podíamos llamar centros de interés.
Mi centro de interés se basa en unos pocos pilares que seguro son comunes a los tuyos, al fin y al cabo no somos tan diferentes.  Hay formas de conseguirlos, de entrar en ellos, de salir, de avanzar y si los tenemos claro podremos conseguirlos… lo demás lo dejamos en manos del destino.
Música atmosférica e instrumental… atardeceres infinitos…un buen vino tinto… el pan recién hecho… un chiste bien contado… hay cosas que me interesan.
El retorcido significado actual del dinero… la prepotencia… la política corrupta y su mentira… los programas de tele basura… hay cosas que NO me interesan.
En fotografía también hay “Centros de Interés” y en cada foto es la zona donde queremos que el espectador se fije, donde queremos que mire cuando vea tu foto.  Muchas veces será obvio puesto que será un objeto visible, un cambio de color, tonalidad o iluminación:
oveja
arbol-luz
arbol-rojo
Pero también puede ser un centro de interés fuera del encuadre (muchas veces nuestros intereses están más allá de nuestras manos, están en el campo de los sueños)

mirada-fuera

 

Así pues podremos captar con nuestras fotos muchos centros de interés que podremos recoger para que el espectador mire allá donde queremos que mire, para que se fije donde queramos que se fije, para que haga suyo algo que el fotógrafo pretende mostrar.
Dedicado a los churros con chocolate que ME GUSTAN

 


2012-2013

El 2012 ya se va…
Se nos marcha uno de los años más convulsos de la historia y como no, de mi historia.
Un año donde numerosas emociones han recorrido mi ser, donde muchos escenarios han pasado por delante de mis ojos y donde sueños, ilusiones, oportunidades han aparecido y desaparecido como por arte de… ¿magia?.
Las cosas no suceden porque azar, suceden porque TIENEN que suceder, porque la rueda que mueve el universo así lo deciden.
No es que seamos marionetas, es que somos parte de algo muy grande donde hemos de movernos, no somos azar, somos consecuencias de un poder maravilloso que es la VIDA.
Y durante este año he visitado países, he conocido a gente, he hecho y recibido regalos, he ganado y perdido amigos, he dicho hola a nuevos habitantes de este mundo y dicho adiós a otros.
Un año movido, sin duda alguna, un año que ha abierto puertas a nuevos proyectos, tanto personales como en mi mundo fotográfico, proyectos que espero salgan a la luz.
Cada día intento visualizarlos y creo que gracias (entre otras cosas a ello) se harán realidad. Por ello quiero poner como colofón a este año y como curiosidad la primera foto que hice este año.
No son grandes fotos, simplemente son la primera y última de este año, sin trucos. No serán para colgar en flickr o en la web pero son momentos de mi vida, cada segundo lo es…
Fue en Marruecos a las 7 de la mañana tras una fiesta con gente de lugar y a la que partimos para seguir haciendo un trekking de 3 días por el desierto, una experiencia inigualable…

SONY DSC

Y la última hoy mismo, en el parque natural del Garraf donde un paisaje totalmente diferente (aunque no especialmente espectacular) nos brindaba pequeñas maravillas como las plantas que crecen a pesar de los pesares.

garraf

¿Porqué no hacéis vosotros lo mismo? ¿porqué no ponéis un post con la primera y última foto del año?
Un año donde la crisis nos ha abierto los ojos y donde espero sirva para que la próxima etapa que hemos comenzado (que he comenzado) sea la mejor de nuestra vida…
56 posts
más de 5000 visitas…
algo más de 150 comentarios…
quizá no sea mucho para un blog de 1 año de vida pero son mis números, tus números porque gracias a tí sigo alimentando este pequeño ser que es “Fotos desde el Corazón”
y miles de gracias por seguirme…
Dedicado a los proyectos futuros

Añadir a Favoritos

Queda muy poco para que se acabe mi estación favorita, el otoño…
Siendo una persona con tendencia a la ensoñación, la melancolía y los momentos de empanamiento mental mirando por la ventana, el otoño me produce una sensación especial.
De la misma forma que uno se levanta el domingo sabiendo que es domingo también uno se siente diferente en otoño… todo es especial, los colores pastel aparecen, el cromatismo en los bosques revela un paisaje que en ninguna otra época del año se muestra tan espectacular.

hojas otoño cuadrado

En otoño podemos observar el pequeño milagro de la naturaleza donde las hojas programadas para morir cambian de color para alimentar el sustrato del árbol que las creó hace unos pocos meses.
Los árboles se deshacen de lo supérfluo para no perecer durante los duros meses de invierno.

favoritos-2-3

favoritos-2-2

Así que yo también he hecho lo mismo: he tirado infinidad de trastos viejos, aquellos que se han podido aprovechar los he dado o los he dejado en la calle para que quién quiera aprovecharlos lo haga.
No hay que vivir de los recuerdos…
Hay que vivir de lo nuevo, de lo que está por venir.
Tal como sucede en otoño hay que renovar vestuario, costumbres, objetivos, etc.
Y observar a través de lo viejo aquello que puede venirnos bien en la nueva etapa de la vida que siempre he pensado que comienza en otoño, no el 1 de enero.

favoritos

En Fotografía el otoño es una época magnífica como he dicho para plasmar la belleza de los paisajes y bosques que cambian de color y que dura muy poco, un par de semanas como mucho antes de que la monotonía de los amarilos o rojos se apodere de la montaña.
Un filtro polarizador siempre viene bien para reducir los brillos en el agua si queremos captar lo que hay debajo o también para acentuar los colores:

sin-polari            detalle-2

con-polari     detalle-1

Dedicado a mis placeres favoritos.

Shhhhh, ¡¡¡¡Sorpresa!!!!

Mi mujer sabe que me gusta mucho dar sorpresas… Me gusta mucho hacer regalos hechos con mis manos, nada de regalar una tablet, un perfume o un libro (que también lo hago).

Pero me gusta preparar sorpresas para cuando llegue a casa se divierta.  Le he hecho de todo: llenar la casa de post-it, de globos con mensajes, de flores, de juegos donde tenía que ir adivinando la próxima pista, le he colgado decenas de fotos colgadas de hilos elásticos, de fotos mías en posiciones un tanto inconfesables (nada del otro mundo) puestas con imanes, de regalos escondidos en sitios inesperados, de banderas tipo tibetanas con mensajes para el futuro, fotomontajes, comidas sorpresas, no se… he aprendido a tejer, a hacer pasta fresca, a cocinar, a hacer figuras de barro (con resultados discretísimos) a tantas cosas por lograr algo original que ya e perdido la cuenta.

Y en los aniversarios o cumpleaños siempre, siempre regalo cosas hechas por mí.

Bueno, algún día se me acabará la imaginación pero los fotógrafos creo que tenemos bastante arsenal de recursos ¿no?

Así pues, creo que, aunque lo pase mal porque me meto en berengenales importantes, me gusta mucho hacer regalos.  También recibirlos pero el proceso creativo que es hacer un regalo no se… me atrae.

Y tú:

Soy hombre de retos y eso me lleva a empantanarme más de lo debido pero así es la vida ¿verdad?

Divertirse

Crear

Dar

Recibir

Cuando alguien te regala algo siempre has de estarle agradecido.  Aunque el jersey no te guste o el libro te lo hayas leido.  Ya lo cambiarás pero piensa que esa persona ha ocupado un tiempo de su limitada vida en pensar en tí.  En qué te puede hacer feliz y eso ha de valorarse.

Nunca devuelvo regalos (excepto si me regalan unos zapatos de la talla 40 o un polo de una marca conocida lagartera) porque los regalos no se devuelven, se aceptan , se agradecen y se disfrutan.  Al menos es mi opinión, que para eso gestiono yo el blog, je… 😉

Así que como fotógrafo ¿qué os puedo regalar? Al no tener negocio montado no puedo ofrecer nada que no sea una cosa: un fondo de pantalla por ejemplo.

Vaaale, fondos de pantalla tenéis a millones en internet y cada uno tendrá sus gustos pero es lo que os puedo ofrecer.  Pensad que voy a tardar unos minutos para decidir qué fotos os regalo y cambiar los tamaños para las diferentes pantallas.  Sois libres de ponerlos o no.  Posiblemente no los pongáis y creo que tenéis razón, cada uno tiene el fondo que más le gusta pero como dicen: la intención es lo que cuenta.

Un par de fotos a varias resoluciones. Una de mi querida y añorada Islandia, pais donde conocí a mi mujer así que pese a que perdí casi todas las fotos que hice en el primer viaje pude recuperar algunas.

1920×1200

1600×900

1024×768 (sí, aún hay gente con monitores casi cuadrados, je, je)

Y otra de Marruecos, concretamente en Essaouira, un pais completamente diferente de Islandia pero no carente de mucho atractivo. Un viaje de contacto personal.

1920×1280

1600×900

1024×768

Dedicado a pincha aquí


Baúles en mi desván

A veces puedo hacer varias cosas a la vez… hablar por teléfono mientras miro el correo o pensar en una nueva entrada del blog mientras hago bicicleta.

Pero no llego a todo… a veces me agoto como todos los mortales.  Se me agotan las pilas y empiezo a equivocarme y a olvidarme de las cosas.

Entonces es cuando paro. STOP. Y tras respirar hondo me doy un descanso.

Hay días en los que es necesario no hacer NADA. Que en sí mismo es una actividad.  Un momento para el protagonista de mi histora, para mí mismo.

Antes solía dedicar el sábado para mí.  Para no trabajar ni hacer nada, dedicar ese día entero a mis hobbies, descansar, dormir y sobretodo pasear y disfrutar de lo que es cargar pilas. Ese día no había limpieza. No había horarios, sólo había la voluntad del azar.

Espacios vacíos.

Baúles en mi mente.

Baúles vacíos aparentemente.  Llenos de espacio personal donde crecer, donde llenarlos de mí, de lo que quiero ser y de lo que no quiero ser.

Y sí, no hacer nada es hacer algo, es descanso, como en el deporte donde el descanso sirve para que el músculo crezca y se adapte a lo que tiene que venir…

Por eso en esos momentos disfruto de libros de Osho, de música de Brian Eno, Sigur Rós o Olafur Arnalds (podéis disfrutar de maravillosos ejemplos pinchando en estos artistas).

Ese descanso es necesario que sea respetado por tus allegados, pareja, hijos, etc. y por tí mismo.  Dedícate un momento al día, unas horas para tí, para no hacer nada y llenarte de energía que fluye de la música y siente la naturaleza en tu piel.

No seamos cabezones, no podemos hacerlo todo y bien.  Somos imperfectos y hemos de vivir con ello.

Disfrutemos de esos espacios vacíos…

En composición fotográfica también existen los espacios vacíos…

Al componer buscamos compensar las masas visuales con elementos que contrarresten la fuerza creada por el motivo principal.  Pero a veces un espacio vacío puede ser un elemento por sí mismo y con mucha fuerza. No hace falta llenar el encuadre de cosas, un espacio vacío puede ser protagonista al querer darle importancia: un cielo, el mar, una pared, una masa borrosa de nubes o hierba… Si la disposición de los elementos está estudiada una masa vacía puede co-protagonizar tu historia, tu momento.

  

Si lo que quiero mostrar es la desnudez de la superficie o el contraste de los árboles con la niebla donde ya no hay elementos visibles, donde quiero que te sientas invadido por esa niebla que yo ví y te imagines en ese momento y en ese lugar he de mostrar ese espacio.

O si quiero que veas el contraste del sol que se pone con el mar, con la tranquilidad intentando transmitir esa paz que se siente en esa hora mágica he de incluir ese vacío que te pueda llegar a la mente y al corazón mostrando esa paz y tranquilidad que siento en dichos escenarios naturales.

  

Ese espacio vacío hay que incluirlo con inteligencia, no se trata de dejar una parte del encuadre sin nada, repito, el espacio “vacío” es un elemento compositivo importante y ha de notarse que lo incluyes a propósito.  ¿Cómo expresar la inmensidad del desierto? Mostrando un pequeño elemento y dejando un gran espacio que diga “excepto ese árbol” allí no había nada más que arena y cielo.

Dedicado al vermut de los sábados


Weekly Photo Challenge: Hands

Ale, esta es mi primera participación en esta especie de reto donde cada semana se propone un tema para colgar fotos al respecto.

Esta semana: manos…

Estas son las manos de Mohamed, un guía/camellero (más bien lo segundo) con el que pasamos el fin de año en el desierto de Marruecos estas pasadas navidades. La primera vez que le di la mano me dio la impresión de haberle dado la mano a un animal.  Tenía las manos acartonadas de trabajar con las mismas: usar cuerdas, mantas, tratar con los camellos, cortar leña, hacer fuego, todo con sus manos desnudas las cuales prácticamente habían perdido la sensibilidad.  Eso sí, curiosamente habilidosas al 100%, algo que nos falta en occidente.  Somos muy mentales pero no sabemos trabajar con las manos.

 

Dedicado a la gente sencilla del desierto.


A flor de piel

Tengo un pésimo sentido del olfato.

Cada vez me cuesta más entender las frecuencias de la voz humana.

Pero sigo teniendo una gran capacidad de imaginarme qué se siente al tocar determinada superficie aún sin hacerlo directamente.

Me cuesta imaginar cómo huelen las hojas secas en otoño pero puedo imaginar perfectamente lo que se siente al triturarlas con las manos tras recogerlas del suelo. Se lo que sentiría al tocar un sofá de piel, un kiwi o el tacto de la cabeza de un bebé.

Texturas

Superficies de infinitas formas que provocan sensaciones.

Aún tengo en mi memoria sensorial el tacto de la barba de mi padre antes de afeitarse. La suavidad a pesar de las arrugas de las manos de mi abuela o la tersura de la barriga de mi sobrina al hacerle pedorretas. Puedo sentir qué recorrería por mi cuerpo al rayar con las uñas una pizarra y erizárseme el vello al imaginármelo, rascar con los nudillos una pared con gotelé o el frescor del blandi blub con el que jugábamos de pequeños.

Las superficies me traen recuerdos, me llevan a lugares y espacios lejanos donde esa determinada textura tenía una importancia en mi infancia.  El tamaño y tacto del borrador de las pizarras en clase, las piezas del exin castillos o la tensión de la rueda de una máquina de coser Singer.  Cierro los ojos y soy capaz de sentirlo.

Reconozco que quizá tenga esa predilección porque me encanta pringarme.  Ensuciarme de grasa si limpio una bici o amasar pasta fresca para mi mujer.  El contacto con sustancias, temperaturas y consistencias me transmite sensaciones de todo tipo: placenteras, repulsivas o curiosas. No me importa ensuciarme, la asepsia es innatural así que tocar es divertido e instructivo.

En fotografía entiendo que hay dos tipos de texturas: las “verdaderas” y las “creadas”.

Las texturas verdaderas son las que podemos tocar, sentir, percibir y fotografiar, por supuesto. Podemos captar estas texturas básicamente de dos formas.  Frontalmente y lateralmente.

Si quieres captar el color, las formas, los patrones visuales has de captar el motivo de frente, con luz frontal que enfatiza los colores.  Las focales angulares deforman mucho la escena por lo que, a pesar de ser patrones abstractos, no queda especialmente bien.  Mejor usar focales a partir de 35 o 40 mm.

      

Si lo que quieres es mostrar el relieve de la superficie, enseñar sus recovecos y estructura siempre se captará mejor desde un lateral con la luz también en un determinado ángulo donde lo que importa no es el color sino las formas.  Un objetivo macro siempre mostrará los detalles en mayor medida en objetos minúsculos como es evidente en un objetivo de tales características. Habrá que usar aperturas pequeñas para tener mayor profundidad de campo y enseñar más superficie enfocada.

      

Y como decía antes, en fotografía podemos crear texturas o aplicarlas a las fotos que queramos dándole un aspecto irreal, mágico, extraño pero bello.  De una textura que tengamos (cogeré 2 de las que he puesto arriba) y un motivo que nos agrade como esta rosa:

podemos, mediante técnicas muy sencillas de photoshop crear una postal personal:

La he hecho rápido para mostrar resultados que pueden ser creados de material que tenemos a mano… te pueden gustar o no pero son fotos con texturas propias, inventadas que podemos imaginar en papel, como un graffiti o pinturas en cualquier piedra.

Si alguien está interesado en saber cómo se hacen este tipo de fotos puede buscar por internet o si unas cuantas personas me lo piden puedo hacer una entrada con un mini tutorial.

Dedicado a los recuerdos de la infancia que quedan para siempre


Destino

Esta semana, volviendo en tren conocí a un pintor valenciano, Vicente Heca, el cual, tras hablar durante todo el viaje me ofreció contactar con su galería para (quizá) hacer una pequeña exposición. No se si llegaré a hacerla pero ahí hubo una pequeña oportunidad surgida de la nada.

Muchas veces las cosas te llegan, no hace falta que las busques… las visualizas y poco a poco el universo se va conjugando para que los distintos elementos vayan a tí.

Es un poco como cuando vas a comprar ropa… cuántas veces buscas algo para luego encontrártelo de repente en cualquier tienda.

No se si la visualización funciona porque hay una fuerza que atrae elementos comunes o símplemente porque nos da confianza para poder acercarnos a lo que nos es positivo y nos aleja de lo negativo, en cualquier caso, funciona, que es lo importante.

El universo se mueve, se dispone en equilibrio perfecto y su energía está ahí, para que la aprovechemos…